El Instituto Tecnológico Hotelero (ITH) ha incorporado a Serban Biometrics como nuevo socio en el área de operaciones y nuevas tecnologías, con el objetivo de dar a conocer las características de la firma biométrica e impulsar su incorporación en los procedimientos operativos de los establecimientos hoteleros.

La firma manuscrita biométrica es la evolución natural de la firma manuscrita tradicional en papel, con plena validez jurídica y con la ventaja de poder identificar y autenticar a la persona firmante gracias al uso de los rasgos biométricos de la firma, que son únicos para cada persona y firma.

Tras más de 8 años implantando la firma biométrica en otros sectores industriales como la banca, seguros, servicios de recursos humanos y trabajo temporal, sanidad y servicios, Serban Biometrics propone incorporar esta solución en las operaciones propias del sector hotelero, como el check-in /out, los contratos con proveedores, servicios internos a clientes, etc.

Serban Biometrics e ITH comparten objetivos comunes con la implantación de este servicio, el incremento de la eficiencia operativa, el ahorro de costes y, consecuentemente, la mejora de procesos mediante la posibilidad de identificar y/o autenticar con garantía a las personas firmantes en caso necesario.

“En la actualidad, cualquier trámite que requiera la firma o aceptación por parte del cliente, lleva asociado un documento en papel que ha de ser custodiado durante meses o años, en muchos casos fotocopiados para ser enviados a terceros, con los gastos asociados en papel y tiempos de trámites”, explica Juan Pablo Yagüe de Miguel, director general de Serban Biometrics.

“La adhesión de Serban Biometrics a ITH representa una apuesta por la innovación en aspectos operativos y de relación con el cliente, que se verá beneficiado de forma directa, ya que manteniendo su privacidad y nivel de seguridad en la protección de sus datos, evitará posibles esperas en momentos como el check-in y check-out, y por tanto tendrá mayor libertad para disponer de su tiempo y disfrutar de la experiencia en el establecimiento, afirma Álvaro Carrillo de Albornoz, director general del Instituto Tecnológico Hotelero.