Enric López C., CETT-UB

Publicado el 18 de enero de 2021

Suscríbete a nuestra newsletter
Y recibe cada día los 7 titulares de Smart Travel News




La pandemia está provocando una gran crisis en el sector turístico sin precedentes en nuestra historia. Ante esta situación, las organizaciones, además de resistir en la medida de lo posible, deben intentar aprovechar este momento para planificar la “nueva normalidad” que, en nuestro sector turístico pensamos que quizás, y con la prudencia obligada siempre en estos casos, empezaremos ver esperanzas de recuperación en Semana Santa de este mismo año.

Para conocer mejor este escenario, hemos podido hablar con Mario Villar, director de Inteligencia Turística de la Generalitat Valenciana desde diciembre de 2018, directamente vinculado al sector turístico, tanto a nivel profesional emprendiendo en el sector hostelero y de viajes como en Visit Benidorm y Hosbec, donde se especializó en el análisis de datos del destino.

Como académico es colaborador habitual en seminarios, jornadas, etc. en diversos foros, y cuenta con formación especializa en Sociología y Ciencias Políticas, Dirección y Planificación en Turismo, y Big Data aplicado al turismo.

Además, Mario nos confiesa que “nacer en Benidorm es un plus para adquirir la cultura que rodea el turismo, ya que desde el primer momento observas de forma global el significado que tiene”. Es lo que también se llama: llevar el gen del turismo dentro.

2020_Mario22

¿Cómo está la situación actual del sector turístico en la Comunidad Valenciana?

La situación es complicada, y eso no cambiará hasta que las cifras sanitarias mejoren. Este sector depende totalmente de la movilidad de las personas y de la libertad para disfrutar de su tiempo de ocio, así que se puede afirmar que actualmente no existe el turismo como lo conocíamos. En estos momentos los contagios son todavía muy preocupantes y eso deriva en decisiones de los Gobiernos que impiden el movimiento de las personas.

Hablar de cifras en estos momentos no reconforta nada, ya que debemos concienciarnos que estamos sufriendo una “guerra”, y todos conocemos el significado de la palabra y lo que conlleva.

Pero de esta crisis inesperada, generalizada y probablemente demasiado larga ya en el tiempo, debemos de reflexionar en profundidad. Lo que sí puedo afirmar es que este es un sector fuerte, dinámico, acostumbrado a resistir envites y a salir renovado. Mi visión siempre intento que sea reflexiva y positiva, y enfocada a ayudar lo que podamos a las empresas y destinos.

Es momento de resistir y de tratar de avanzar en proyectos a los que antes la dinámica diaria nos impedía dedicar tiempo y recursos. Y la de reforzar los vínculos con las empresas, asociaciones y destinos.

Debo dejar claro que esta no ha sido una crisis del turismo. Así que debemos confiar en que, cuando todo pase, podremos recuperar nuestro posicionamiento, marca y la alegría que de viajar.

Desde la Generalitat Valenciana y tu ámbito directo de responsabilidad, ¿qué medidas se han tomado y se van a tomar para ayudar al sector en su recuperación?

En estos momentos desde Turisme Comunitat Valenciana se ha decidido reorientar todo el presupuesto, que otros años hemos dedicado a ayudas de concurrencia competitiva para proyectos e iniciativas concretas, a una orden de ayudas directas para el sector. Entendemos que ahora mismo debemos contribuir a su resistencia y dar ese balón de oxígeno. Desde la visión humilde y sabiendo que nada es suficiente.

Partiendo de la base de que las empresas resistan, intentamos dibujar la mejora continua del sector. Parte de la antesala a diferentes acciones, se está llevando a cabo con un estudio a las empresas turísticas de la Comunitat Valenciana para conocer su grado de digitalización, resiliencia y sostenibilidad. En resumen, esto nos ayudará a tener un mayor conocimiento de las necesidades que tienen diferentes subsectores del turismo valenciano para derivar fondos.

En el ámbito de la innovación podemos ayudar mostrando información de forma clara y sencilla para los diferentes agentes del ecosistema del turismo. Seguimos trabajando en la Smart Data Office, hemos reforzado la Red DTI CV con más destinos, empresas e instituciones adheridas, en la que la asistencia técnica es constante con un trabajo impecable por parte de los técnicos, renovación de los manuales para gestores de los diferentes ejes del DTI, y una adaptación del marketing para seguir haciendo marca. Desde el Invat·tur también coordinamos el Plan Estratégico 2020-2025 sobre el que debe pivotar nuestras acciones.

El 2020 ha sido un año lleno de contrastes que han acelerado factores como la digitalización, algo que nos ayudará en nuestro cometido dentro de Turisme Comunitat Valenciana.

page-1

En relación a este año 2021, ¿Cuáles son los proyectos más importantes que estáis contemplando desde tu área de Inteligencia Turística de Turismo?

El objetivo principal es ayudar a la sociedad y vertebrar territorio mediante el turismo. Creo que es la industria de la felicidad y motor de cambio. Dicho esto, debemos comenzar a introducir el concepto de Smart Society, y demostrar cómo este sector es esa locomotora que no se agota, la que empuja.

Afirmo que somos capaces de ayudar a la sociedad valenciana, porque el turismo representaba el 15% del PIB, y los valencianos son el 63% del turismo nacional, es decir, somos prescriptores de nuestra hospitalidad.

En lo referente a proyectos existe un dibujo esquemático para trabajar en diferentes líneas que están conectadas y se retroalimentan, en la que cada una son proyectos importantes en torno la innovación del sector turístico de la Comunitat Valenciana y sus agentes (destinos, empresas, asociaciones y turistas/ciudadanos).

El primer punto seria la Red DTI CV, en la que vamos a invertir más recursos para revalorizar su know-how, dar herramientas para que los destinos analicen su marketing, y la creación de una asistencia técnica para complementar al equipo de técnicos de Invat·tur. Los destinos son la clave para canalizar esfuerzos e inversiones.

La segunda línea es Datatur4CV, lo que denominamos un Sistema de Inteligencia Turística para el cual adquiriremos datos externos como datos móviles y gasto por tarjeta, se realizará escucha activa en las redes sociales, datos propios de Turisme, etc. con la finalidad de ayudar en la toma de decisiones al sector turístico.

El tercer espacio es para los fondos europeos. En el ámbito de la digitalización debemos ser proactivos, coordinarnos con quien haga falta para transformar y preparar de forma eficiente a todos los agentes del turismo. Personalmente apostaría por una oficina que asesore y ayude a las empresas en el camino arduo. La personalización y una oficina permanente para estos temas puede ser clave para la recualificación del sector, y no solo hablo de la digitalización.

El último bloque que debemos abordar es el “Small Data”. Se debe reforzar las relaciones público-privadas, generar sinergias e ir de la mano juntos en todo lo que incumba al sector. Las asociaciones son como los péndulos, tratan e intentan ser justas con sus empresas, pero sabiendo que deben acompañar al sector público y respetarlo.

Un ejemplo de avance es el proyecto Biontrend, impulsado por Turisme Comunitat Valenciana, en colaboración con la Asociación empresarial hotelera y turística de la Comunidad Valenciana (Hosbec). Una herramienta a la que están conectados 60 hoteles para visualizar diferentes datos reales, algo construido bajo el criterio de los hoteleros y que seguro que ayudará a la recuperación del sector.

Este proyecto tenemos pensado replicarlo con diferentes asociaciones turísticas de diferente índole, con ello les ayudaremos a economizar costes en la adquisición de datos de la competencia, ordenar los suyos propios, es decir, digitalizar. Y, por supuesto, elevaremos la gobernanza de los datos con su ética como bandera de Turisme. Una herramienta que proyecta lo que deseamos: transparencia y colaboración.

En concreto, ¿puedes ampliar un poco el proyecto Datatur4CV? ¿Cuáles son las contribuciones más importantes que aportará este proyecto al sector y a sus actores?

Es un sistema que se ha licitado en cuatro lotes, cuyo presupuesto máximo de contratación, IVA excluido, es de 2,6 millones de euros. El presupuesto de Invat·tur crece un 84% respecto al año anterior, lo que se traduce en una apuesta clara por la innovación en el turismo de la Comunitat Valenciana.

El primer lote está destinado a la adquisición y análisis de datos turísticos para proveer a la plataforma del lote 2 para su análisis, visualización y descarga. El segundo lote se centra en la construcción y puesta en marcha de Datatur4CV.

La contribución más importante es el conocimiento, los datos mostrados de forma simple, limpia y adecuada para el ojo humano. Gracias a la Inteligencia Artificial y sus componentes es posible que en el futuro podamos predecir acciones que ocurran en el turismo.

Ante esta burbuja de “inteligencia” en diferentes ámbitos debemos reconocerle esa única virtud al ser humano. La máquina nunca superará el razonamiento. Tenemos que ser conscientes de ello, por eso el capital humano es indispensable para este proyecto.

La tecnología nos ayuda a dar velocidad a esos análisis, a comprobar errores, etc. Si lo explicara con una metáfora seria con la del coche.

Nuestro coche será Datatur4CV, el gasoil los datos que le introduciremos, pero quien lo conduce es lo más importante, porque es quien toma las decisiones. Nosotros queremos incidir en la gobernanza. Gracias a estos datos muchas empresas o destinos serán más eficientes y acertarán en inversiones.

Es dar un paso tanto a nivel cualitativo como cuantitativo en muchos sentidos. Estoy deseando comenzar y descubrir hacia dónde nos llevará todo este camino.

page-3

Pasadas las fiestas de Navidad, ¿se ve alguna «luz al final del túnel»?

No me gusta dar previsiones, porque nadie suele acertar y menos ahora. Mi actitud siempre es positiva, y quiero pensar que en Semana Santa podremos trabajar bien con el mercado nacional y algo de internacional. Y el verano puede tener tintes de normalidad, si la pandemia nos respeta.

Los datos muestran que el deseo de viajar es latente, en las búsquedas de vuelos se proyecta, en las reservas en hoteles para la época estival, muchos factores me empujan a querer ver una luz. Pero lo primero es recuperar el nivel sanitario óptimo de la Comunitat Valenciana.

Miembro del Grupo de Investigación en Alojamientos Turísticos y Restauración del Campus CETT - UB. Profesor en Marketing Digital. Conferenciante. Miembro en Comités Científicos de Congresos. Foundrising, Entrepreneurship & Awards CETT Fundació – CETT. Doctor (PhD) Universidad de Barcelona.


Suscríbete a nuestra newsletter
Nuestros 7 titulares, cada mañana en tu email




O recibe nuestro boletín en un mensaje diario de WhatsApp. Añade a tus contactos el número +34646572336 y envía un whatsapp con la palabra ALTA.

También puedes escuchar nuestro podcast diario en SoundCloud, IVOOX, Spotify, Apple Podcasts y Google Podcasts.

Smart Travel News utiliza el banco de imágenes de Freepik.