En octubre de 2015, TripAdvisor anunció que Booking.com sería una de las primeras grandes plataformas en aprovechar la nueva función de reserva instantánea de TripAdvisor.

Esto permitió a los viajeros completar su compra sin salir de TripAdvisor, a la vez que ofrecía toda la información sobre quién sería el proveedor, en cuyas manos dejaba también toda la gestión de la atención al cliente.

En mayo de este año pasado, TripAdvisor se centró en un modelo de metabúsqueda más tradicional al redirigir a los usuarios a sitios asociados para confirmar una reserva.

En los últimos doce meses, la participación del tráfico saliente en los 10 sitios web más importantes de TripAdvisor aumentó del 46 a más del 70 por ciento.

Los mayores ganadores de ese tráfico de referencia  fueron Hotels.com y Booking.com, marcas propiedad respectivamente de Expedia, Inc. y The Priceline Group.

A medida que el volumen de tráfico desde TripAdvisor a Booking.com crecía en 2017, la cantidad total de tráfico de referencia se mantuvo prácticamente plana durante el año.

Se produjo así una reducción significativa en el tráfico proveniente de Trivago. Similar Web se pregunta: ¿dónde envió Trivago todo el tráfico que Booking.com ya no recibe de su parte?

Como el tráfico saliente de Trivago a Booking.com se redujo considerablemente, fue Expedia quien captó buena parte de esas visitas, duplicando la cantidad de tráfico que recibió de Trivago durante el año. No es ninguna sorpresa dado que Expedia es la empresa matriz de Trivago.

En un mercado de venta de viajes ferozmente competitivo, las relaciones entre los principales actores son complicadas y cambian constantemente.

Mientras que TripAdvisor se mantiene al frente en términos de volumen de tráfico mensual, los crecientes costes para adquirir ese tráfico significan que los márgenes generados por referrals están cada vez más amenazados.

Información original en Similar Web