Anna Jiménez y Enric López C.

Esta serie de entrevistas que realizamos a mujeres del sector traveltech y emprendedor, principalmente, creemos que pueden aportar, además de su experiencia (de incalculable valor), una visibilidad única para seguir “rompiendo” barreras, “techos de cristal” y servir de inspiración, de motivación, para que otras mujeres no abandonen ni sus aspiraciones profesionales ni sus proyectos emprendedores.

En esta ocasión hablamos con Lara Ocon, apasionada de los viajes, y con una larga y exitosa trayectoria profesional en nuestro sector, se unió a la industria del digital travel en 2011 dentro del departamento de Strategic Partnerships EMEA para Booking.com. En 2017 cambió a otra de las grandes del sector, Airbnb, para ayudar a diseñar y escalar su nuevo programa B2B de API.

Actualmente dirige el departamento de Customer Success de Immfly, desde hace un par de años, tras haber seguido su sueño de viajar por Australia y Polinesia durante unos meses. Lara nos confiesa que el mejor consejo que puede dar a las mujeres que se están planteando emprender para que se decidan a desarrollar sus propios proyectos, es: ”Confiar mucho en sí mismas y rodearse de mucho apoyo”.

¿Qué relación tienes con el mundo del emprendimiento? ¿En qué momento decides convertirte en emprendedora (o intraemprendedora)?

En mi carrera laboral he tenido la suerte de tener mucho contacto con emprendedores debido a las posiciones B2B que he tenido, y siempre me ha admirado mucho la creatividad y valentía de los y las que tienen una idea y hacen de ella un proyecto laboral. Tanto en Booking.com como en Airbnb, tuve la suerte de conocer tanto a fundadores de las grandes empresas turísticas de nuestro país, como a algunos de los que estaban empezando en ese momento.

En todos los casos, apenas puedo contener todas mis preguntas sobre cómo empezaron, cómo se les ocurrió esa idea y cómo la han ido adaptando. En mi empresa actual, Immfly, me parece un lujo poder trabajar a diario con los fundadores, contar con su visión y poder trabajar juntos en hacer crecer esa idea.

Aunque me considero más intraemprendedora, tuve mi momento emprendedor con Women in eTravel, junto con Anna Jimenez y Sara Pastor, donde a partir de la idea de conocer a más mujeres dentro de nuestra industria de viaje, creamos una comunidad con el fin de empoderar y dar más visibilidad a mujeres del sector.

¿Nos puedes explicar más acerca de tu último proyecto?

En Women in eTravel queremos impulsar la visibilidad de nuestras compañeras del sector de traveltech a través de eventos tanto de networking como formativos que nos ayudaran a todas a expandir nuestras redes de contactos y a aumentar nuestra autoconfianza en nuestra experiencia y valor.

Además, al darnos a conocer, podemos influenciar para que eventos que antes no contaban con ninguna mujer en sus paneles, puedan apoyarse en nosotras y encontrar fácilmente perfiles diversos de mujeres que forman parte de nuestra comunidad.

Empezamos con un desayuno aquí en Barcelona con varias mujeres trabajadoras de grandes empresas digitales turísticas y, al compartir nuestras experiencias, nos dimos cuenta que éramos muy parecidas, y que todas teníamos más ganas de ayudarnos y apoyarnos en nuestros objetivos.

De ahí empezamos a organizar más eventos y a invitar a más compañeras (y más adelante compañeros también, ya que obviamente también los hombres desean y valoran la diversidad), y al ir creciendo fuimos aprendiendo también para poder montar una web, organizar eventos, contactar con referentes inspiradores para charlas, etc.

¿Cuáles son los principales retos que has afrontado como mujer emprendedora?

En lugar quizá de hablar de retos, creo que merece la pena comentar uno de los rasgos que se considera muy femenino y que considero que es uno de nuestros grandes valores: compartir.

Todos tenemos sesgos inconscientes sobre género que hacen que valoremos distintas cosas en mujeres y hombres. Por ejemplo, en los hombres esperamos y valoramos la individualidad y la ambición, lo que tradicionalmente ha ayudado a hombres con estos rasgos a ascender y a llegar a posiciones de liderazgo, ya que estas se asumen como rasgos característicos.

Según nos adaptamos a lo digital y al mundo de la tecnología, la definición de lo que hace a alguien buen líder ha ido cambiando. En este ámbito, rasgos considerados más femeninos, como compartir y cuidar de los demás, son claves para poder hacer crecer proyectos y crear equipos de expertos.

En mi caso, creo que mi curiosidad y ganas de aprender, unidas a las ganas de compartir conocimiento es una de las cosas que más me ha ayudado.

Por tu experiencia y vivencias personales, ¿has notado la existencia del «techo de cristal»?

Si, claro. Lo que pasa es que me llevó mucho tiempo darme cuenta que esa realidad en la que habitualmente era la única mujer del equipo o en un evento, o que no tuviera ninguna mujer como referente en equipos directivos de las grandes empresas, era parte de ese “techo de cristal”.

Con el tiempo empecé a notar también las diferencias en las carreras de hombres y mujeres, y las poquitas mujeres que llegan a altos cargos, con la cantidad de mujeres con conocimiento y muy buen hacer que he ido conociendo.

En algún momento empecé a cuestionar esa falta de diversidad y a darme cuenta de lo negativa que es tanto para hombres como para mujeres. Porque creo que esto es lo más importante que he aprendido sobre este tema. Los sesgos de género y la falta de diversidad nos hacen daño a todos, aunque de maneras distintas.

A lo largo de tu carrera profesional, has conseguidos grandes logros. ¿De cuáles estás más orgullosa?

Sin duda alguna, todos los casos en los que he podido aportar y ayudar a alguien. Tanto casos más individuales como el de una amiga que quería cambiar de carrera hace años y le estuve enseñando sobre marketing de afiliados hasta que consiguió un puesto, como proyectos más grandes dentro de empresas, como crear y desarrollar procesos de onboarding para poder dotar de las herramientas y conocimientos necesarios a equipos para que cada persona se haga experta y pueda hacer su trabajo con confianza.

Creo que una de las satisfacciones más grandes es cuando alguien con quien has trabajado en el pasado te cuenta el impacto positivo que tuviste en su carrera.

Desde Women in eTravel, asociación de la cual eres cofundadora, ¿qué acciones estáis desarrollando?

Con la irrupción que este último año ha supuesto en nuestras vidas, nos hemos enfocado en acciones digitales como esta serie de entrevistas y otras que ayudan a dar visibilidad a mujeres del sector y hemos ido participando (o refiriendo a otras participantes) en webinars tanto de diversidad como de turismo digital.

Antes de empezar la pandemia teníamos una agenda que combinaba eventos afterwork donde conocer más mujeres del sector de una manera muy relajada. Prácticamente eran reuniones entre amigas, ya que siempre pasaba que las mujeres que acudían iban por curiosidad y una vez allí se daban cuenta de que conocían ya a alguien y servía también para ponerse al día.

También hemos organizado varios workshops donde poder seguir aprendiendo a identificar y superar esos sesgos inconscientes de género que suelen ser la causa principal de la falta de diversidad y para mejorar en dar visibilidad, negociación, etc.

Estamos deseando poder volver a organizar eventos y re-encontrarnos con la comunidad. Y esperamos que de cara al verano podamos organizar algo de nuevo.

Anna Jiménez es CoFounder Women in eTravel & Director Strategic Partnerships KAYAK. Enric López C. es profesor e investigador CETT-UB & director emprendimiento CETT Fundació.


O recibe nuestro boletín en un mensaje diario de WhatsApp. Añade a tus contactos el número +34646572336 y envía un whatsapp con la palabra ALTA.

También puedes escuchar nuestro podcast diario en SoundCloud, IVOOX, Spotify, Apple Podcasts y Google Podcasts.

Smart Travel News utiliza el banco de imágenes de Freepik.