Publicado el 05 de septiembre de 2022

Por Raúl Domínguez, CEO de Maarlab

El número de películas de ciencia ficción que han tratado temáticas relacionadas con la inteligencia artificial, la realidad aumentada o los viajes temporales es bastante amplio, pero apenas existen referencias audiovisuales que hayan puesto el foco en mostrar cómo será el turismo del mañana.

Series como Black Mirror y largometrajes como Her o Inteligencia Artificial son ejemplos claros de la capacidad de la imaginación humana para adelantarse al futuro.

Pero ¿qué pasa con el turismo en el cine de ciencia ficción? ¿Cómo serán las vacaciones de los próximos años según el séptimo arte? ¿Y los hoteles? Por suerte para nosotros, existen obras cinematográficas que no solo nos sirven para responder a estas preguntas, sino que también podrían darnos ideas de las que partir para cambiar la forma en la que entendemos y vivimos los viajes.

Desafío total: viajar sin moverse

Desafío total es una de esas películas que se te quedan grabadas en la mente. Estrenada en 1990, esta obra protagonizada por Arnold Schwarzenegger es considerada una de las grandes joyas de la ciencia ficción.

Su argumento gira en torno a una empresa que se dedica a ofrecer vacaciones a la carta mediante la implantación de recuerdos falsos en el cerebro. La experiencia permite viajar a Marte e incluso convertirse en un espía secreto sin moverse de una camilla, algo que sin duda recuerda a ciertas tendencias actuales como la realidad virtual o el metaverso.

Viajar sin moverse es una de las mayores fantasías que pueblan el imaginario de turistas y empresarios de todo el mundo. La posibilidad de visitar otros países y conocer otras culturas desde la comodidad de un sillón es tan apetecible que ya son muchas las empresas e instituciones que están implementando este tipo de tecnología dentro de su modelo de actividad.

Muestra de ello es que, este año, con motivo de La Ofrenda de Flores del Pilar de la ciudad de Zaragoza, se creó una reproducción virtual de la Plaza de Nuestra Señora del Pilar para que cualquiera con acceso a internet pudiera “acercarse” y hacer una ofrenda en forma de flor digital. La acción recibió más de 360.000 visitantes de todo el mundo y fue noticia en diferentes medios, algo que nos indica el gran interés que este tipo de inmersiones virtuales despierta en la sociedad.

Pero, aunque la perspectiva de un mundo donde el turismo virtual es capaz de generar vivencias realistas e incluso de llevarnos a otras épocas resulta sumamente atractiva, no me cabe duda de que nuestras ganas de viajar físicamente se van a mantener intactas.

Blade Runner: robots en los hoteles

El estreno de Blade Runner en 1982 daba paso a un sin fin de especulaciones sobre cómo sería el futuro: coches voladores, ciudades hiperconectadas, robots inteligentes y una sociedad completamente globalizada eran solo algunos de los ingredientes que esta película dirigida por Ridley Scott ponía sobre la mesa hace más de 40 años.

Mucho ha llovido desde entonces, pero es curioso comprobar cómo con el paso del tiempo algunos elementos de esta ficción se han ido materializando en la vida real. Y el sector del turismo no escapa a esta influencia. De hecho, desde hace unos años existen hoteles en los que los robots son una parte importante de sus plantillas.

El hotel Henn-na puede presumir de ser el primer alojamiento del mundo en emplear robots para ejercer trabajos humanos como la recepción de clientes. Y lo más curioso es que algunos de ellos ni siquiera tienen forma humana.

Si tenemos la suerte de visitar este distópico hotel de Nagasaki, lo primero que nos encontraremos será un amable velociraptor tras un mostrador que nos pedirá los datos para acomodarnos en una habitación. ¿Se imaginan un hotel así en Tenerife? Sin duda abriría un buen debate sobre si este tipo de tecnología contribuye a destruir o a crear empleo.

El futuro del turismo que el cine de ciencia ficción no muestra

Ahora bien, sin dejar de tomar en consideración estas referencias que han saltado de la pantalla a la realidad, es importante subrayar que todavía ninguna de las grandes películas de ciencia ficción ha conseguido asentar los verdaderos temas de futuro de los que debemos ocuparnos en el ámbito del turismo.

Por eso, la misión de repensar el turismo del mañana no recae sobre la mente de ningún guionista, sino sobre los hombros de quienes dedicamos nuestra vida a este sector. Y una de las principales tareas que tenemos por delante es reunir a los gobiernos y las empresas en torno a la visión compartida de un turismo más sostenible, inclusivo y resiliente.

Por encima de cualquier robot o metaverso están las personas y el planeta, por lo que nunca podemos olvidar que nuestro deber es reconceptualizar el turismo para abrir vías de desarrollo digitales que generen impactos positivos en la sociedad y no lo contrario.

El turismo tiene que convertirse en un sector innovador que inspire y transforme a la sociedad en la que vivimos. Pero para que esto suceda, es indispensable crear sinergias entre la voluntad política y las empresas privadas. Solo así tendremos la garantía de que el turismo del futuro ocupa el lugar que todos queremos y no se queda en la anécdota de poner un robot tras un mostrador.

Recibe nuestro boletín en un mensaje diario de WhatsApp. Añade a tus contactos el número +34646572336 y envía un whatsapp con la palabra ALTA.

También puedes escuchar nuestro podcast diario en SoundCloud, IVOOX, Spotify, Apple Podcasts y Google Podcasts.

Smart Travel News utiliza el banco de imágenes de Freepik.