A nivel mundial, hay más de 5,4 millones de anuncios activos en Airbnb, con más unidades disponibles para alquilar que el total combinado de 3,3 millones de afiliados a Marriott, Hilton e IHG.

La oferta de Airbnb se ha duplicado con creces en los últimos cuatro años, frente a los apenas 2,3 millones de anuncios que había a principios de 2017.

Estas tasas de crecimiento se detuvieron bruscamente en marzo de 2020 con el inicio de la pandemia mundial de COVID-19, ya que la demanda de todas las formas de alojamiento se contrajo y los huéspedes cancelaron sus planes de viaje.

De enero a junio de 2020, Airbnb perdió un 5% de sus listados totales, pero desde entonces se ha recuperado y ha crecido un 2,5% respecto a los niveles anteriores a la pandemia.

El relativo atractivo de los alquileres a corto plazo –con mayor espacio, más habitaciones e inventario en destinos más remotos– ha demostrado ser un activo vital durante la pandemia y ha permitido un mejor rendimiento en comparación con otras formas más tradicionales de alojamiento.

Las verdaderas diferencias sorprendentes se observan a nivel de mercado, donde la ausencia de demanda ha hecho que muchos operadores de alquileres de corta duración dejen de alquilar unidades temporalmente o las retiren por completo.

De los 25 mayores mercados mundiales de alquiler a corto plazo, Ámsterdam es el que más anuncios disponibles ha perdido, un -45% desde de febrero de 2021.

A partir de estos resultados, podemos dividir los mercados en dos grupos, con uno en el que parece que los descensos de la oferta son temporales, por ejemplo, Ámsterdam, Copenhague y Oahu, que tienen todos descensos pronunciados en los listados disponibles pero cambios relativamente bajos en el número de anuncios activos.

El ritmo de descenso también ha variado a lo largo del año pasado, ya que los mercados entraron y salieron del bloqueo y la demanda se recuperó temporalmente, aunque solo brevemente durante el verano de 2020.

El gráfico que aparece a continuación muestra el cambio acumulado en los listados disponibles por mes en relación con febrero de 2020.

Es más que probable que las ubicaciones urbanas vuelvan a tener un rendimiento inferior en la primera mitad del año.

Sin embargo, a medida que los turistas vuelvan a las ciudades, los alquileres a corto plazo deberían beneficiarse de otras opciones de alojamiento al ofrecer servicios más parecidos a los de un hogar, atrayendo a los huéspedes que quieran viajar con sus familias y quedarse más tiempo cuando viajen.

Para aquellos mercados que han sido capaces de mantener su oferta activa, la recuperación de la demanda general del mercado debería ser más rápida. Sin embargo, los mercados que han perdido unidades pueden necesitar encontrar formas de atraer nuevos huéspedes a su mercado.

Información original publicada en AirDNA.


O recibe nuestro boletín en un mensaje diario de WhatsApp. Añade a tus contactos el número +34646572336 y envía un whatsapp con la palabra ALTA.

También puedes escuchar nuestro podcast diario en SoundCloud, IVOOX, Spotify, Apple Podcasts y Google Podcasts.

Smart Travel News utiliza el banco de imágenes de Freepik.