El interés por viajar y explorar el mundo es mayor que nunca. Pero la escasez de tiempo, y la gran cantidad de opciones de servicios fragmentados, hacen aumentar la presión de los viajeros cuando llegan a su destino.

Por ello, es fundamental comprender el mercado de las actividades turísticas en destino, un factor que todavía está sin explorar suficientemente y que podría suponer en 2020 un negocio superior a los 165.000 millones de euros, según cálculos de Phocuswright.

Para tratar de poner luz en este asunto, Amadeus – que denomina al mercado de servicios en destino sin explotar como Destination X – ha llevado a cabo una encuesta en todo el mundo para explorar las necesidades complementarias de los viajeros e identificar los servicios y contenidos que requieren, con el fin de hacer sus experiencias de viaje más fáciles y sin ningún tipo de estrés.

Principales conclusiones:

  • De acuerdo con los resultados de esta investigación global, en la que han participado casi 1.000 usuarios a través de la aplicación CheckMyTrip, suplementados con entrevistas a los expertos integrados en la comunidad Amadeus Mobile COLLECTIVE, un tercio de los viajeros considera que los servicios en destino son la clave del éxito o del fracaso de un viaje.
  • El 93% de los encuestados, de hecho, opinan que los servicios complementarios en destino son una parte importante de su experiencia general de viaje. Un 40% de ellos, además, creen que estos servicios adicionales hacen sus viajes más productivos y agradables.
  • Casi una cuarta parte de los viajeros, en todo caso, reconoce que les falta tiempo para planificar sus experiencias en los destinos. La ansiedad respecto a qué hacer, el miedo a no saber a dónde ir y cómo llegar a los sitios… Hay mucho que hacer en un periodo de tiempo limitado y todos quieren aprovechar al máximo su tiempo.
  • A este respecto, los consultados —casi la cuarta parte— admiten sentirse frustrados antes de realizar la reserva del viaje, mientras que otro 18% comienza a sentirse frustrado en los días y semanas posteriores a la reserva.
  • Para casi la mitad de los encuestados, los niveles de estrés alcanzan su nivel máximo el día de la salida. Además, el 17% de los encuestados dice no poder acceder fácilmente a los servicios en destino durante el viaje.
  • El desafío de la falta de tiempo a la que se enfrentan los viajeros —indica el estudio— se ve agravado aún más por no poder acceder a los servicios complementarios en destino que necesitan a través de sus dispositivos móviles.

David Vidal, director comercial de Amadeus en España:

“Algunos viajeros prefieren planear sus experiencias en destino con anticipación, pero otros muchos compran sobre la marcha. De hecho, esto es una oportunidad para que los agentes de viajes y otros proveedores continúen ofreciendo servicios al viajero cuando se encuentre en su destino a través de la tecnología móvil”.