La economía mundial se ha visto gravemente perjudicada por la Covid-19, un virus que ha causado una especial devastación en la industria de los viajes.

Aunque los viajes internacionales volverán con el tiempo, ya sea cuando los gobiernos empiecen a controlar las tasas de infección o con el desarrollo de una vacuna, es un juego de espera al que muchas aerolíneas, operadores turísticos y hoteles no pueden jugar más.

En los últimos meses, la idea de introducir pasaportes de inmunidad digital ha empezado a circular como un posible salvavidas para impulsar los viajes internacionales.

Actualmente se están examinando los pasaportes de inmunidad principalmente en beneficio de los trabajadores sanitarios en primera línea, lo que les permite seguir trabajando con seguridad y reducir el riesgo de un brote en los hospitales.

Algunos de los primeros países afectados por el virus se han apresurado a adoptar certificados de salud, y China ha implantado el uso de una aplicación de código sanitario que muestra si un usuario está libre de síntomas para registrarse en los hoteles o viajar en el metro.

Por otra parte John Holland-Kaye, director general del aeropuerto más importante de Reino Unido, Heathrow, ha acogido con satisfacción la introducción de un pasaporte de inmunidad reconocido internacionalmente, aunque reconoce que el éxito de tal plan dependería de que otros países adoptaran sistemas similares. “si el gobierno del Reino Unido, con uno de los mayores sectores de la aviación del mundo, se uniera a la Unión Europea y a los Estados Unidos, entre todos tendrían el poder diplomático y económico mundial para establecer un estándar internacional”, dijo a Sky News.

Tal vez el mayor obstáculo que se interpone en el camino de la introducción de los pasaportes de inmunidad es el conocimiento científico sobre el propio Covid-19.

Todavía no está claro exactamente cuán precisas son las pruebas de anticuerpos, y cuando se detectan anticuerpos, cuánto tiempo permanecen en el cuerpo de alguien.

Cuando el cuerpo humano es atacado por una infección, la respuesta de nuestro sistema inmunológico es producir anticuerpos que ayudan a detectar y destruir el virus.

Azul Gris Foto Órbitas General Twitch Banner

Estos anticuerpos pueden permanecer en nuestra sangre durante un período de tiempo después de la recuperación para evitar infecciones repetidas.

Los anticuerpos son una de las defensas clave contra la infección, por lo que se han convertido en un punto central de las pruebas.

Pero para que un pasaporte de inmunidad funcione en la práctica, los gobiernos y los profesionales de la salud necesitan pruebas serológicas fiables que puedan identificar con precisión los anticuerpos en el torrente sanguíneo de una persona, lo cual, según la Organización Mundial de la Salud, no es posible en este momento.

Un plan de la aerolínea Emirates para examinar a los pasajeros en busca de anticuerpos contra el Covid-19 mediante pruebas rápidas de inmunodiagnóstico fue retirado después de que una auditoría encontrara que sólo el 30 por ciento de los resultados eran exactos.

Estos resultados falsos podrían llevar a que los individuos se les concediera el estatus de inmunidad incluso si nunca han contraído el virus.

Los gobiernos ya están en la poco envidiable posición de tener que equilibrar la salud pública con la necesidad de reactivar la economía.

Si bien los pasaportes de inmunidad parecen, en principio, una gran solución para reactivar el turismo y una parte importante de la economía mundial, también aportan la complejidad añadida de la exactitud científico, los derechos de los ciudadanos y la privacidad de los datos.

Lectura de referencia:

BBC.com: Can immunity passports really help us travel safely again?


O recibe nuestro boletín en un mensaje diario de WhatsApp. Añade a tus contactos el número +34638463078 y envía un whatsapp con la palabra ALTA.

También puedes escuchar nuestro podcast diario en SoundCloud, IVOOX, Spotify, Apple Podcasts y Google Podcasts.

Smart Travel News utiliza el banco de imágenes de Freepik.