Si alguna vez hubo un catalizador que obligue a reimaginar el espacio de los eventos, ése es el coronavirus.

A lo largo de los años, los eventos corporativos presenciales se han transformado para incluir oradores famosos, acceso VIP, cenas privadas exclusivas, entradas móviles y un amplio surtido de complementos de alto valor de producción, uno de los cuales es la grabación de un vídeo o, más recientemente, la capacidad de transmisión en streaming.

Cuando se trata de reimaginar cómo será la industria de los eventos en un futuro próximo, estas son las cuatro claves que todos deberíamos tener en mente:

1 – Los profesionales de eventos necesitarán adquirir nuevas habilidades

La gestión de los horarios de viaje, la reserva de salas de reuniones y la coordinación de los servicios de catering son habilidades muy diferentes a la comercialización digital de un evento virtual, la solución de problemas de ancho de banda o la facilitación de la participación a distancia.

2 – La creación de networking adoptará una variedad de nuevas formas

Uno de los mayores beneficios de asistir a un evento presencial es la oportunidad de conocer a otras personas.

La razón por la que las empresas y los coordinadores de eventos siempre han preferido los eventos presenciales a los eventos digitales en el pasado se debe precisamente a ese componente de networking. O, como en tantos eventos, el famoso vino español.

Pero con un virus que obliga a la gente a trabajar desde casa, hemos visto surgir muchas formas nuevas de networking a través de plataformas como Zoom.

3. Inspirarse en las TED Talks

Como en las famosas TED Talks, los eventos online pueden tomar el centro del escenario, mientras que la asistencia en persona pasa a un segundo plano. Pero hay que tener en cuenta que los eventos en persona no van a desaparecer por completo, ni mucho menos.

Eso sí, cuando el mundo se reabra y la gente se sienta segura para viajar de nuevo, esta pandemia ya nos habrá mostrado que lo virtual es realmente bastante efectivo.

Por ejemplo: ¿Qué es una charla TED en realidad? Sí, es un evento físico, pero el 95 por ciento de las personas que escuchan las charlas de TED no están en el evento real. Están viendo las charlas en YouTube, o las están escuchando en un podcast.

TED demostró, mucho antes de la llegada de la pandemia, que mientras asistir a un evento en persona puede ser una experiencia genial, la gran mayoría de la gente consume el contenido cuándo y dónde mejor le parece.

4. El modelo de negocio para los eventos también cambia

Cobrar por el acceso a un evento en persona es muy diferente a cobrar por el acceso virtual.

De hecho, el cliente ve las dos como experiencias completamente separadas.

En un escenario, está pagando por un “viaje”. Lo que realmente compras es la asistencia en persona, la posibilidad de codearte con gente que te gustaría conocer, ver de cerca a oradores de renombre, etc.

Con un evento virtual, por otro lado, los beneficios son diferentes. Puedes consumir el contenido desde la comodidad de tu casa. Puedes avanzar o retroceder en el contenido y verlo cuando mejor te parezca.

El futuro de los eventos es una cuestión abierta que sólo el tiempo definirá. Pero el proceso de descubrimiento sobre su futuro ha comenzado oficialmente.

Lectura de referencia:

Minutes: The Future Of Events: 4 Big Changes, And How Companies Are Going Virtual


O recibe nuestro boletín en un mensaje diario de WhatsApp. Añade a tus contactos el número +34638463078 y envía un whatsapp con la palabra ALTA.

También puedes escuchar nuestro podcast diario en SoundCloud, IVOOX, Spotify, Apple Podcasts y Google Podcasts.

Smart Travel News utiliza el banco de imágenes de Freepik.