Raquel Lora

Este pasado febrero, en HIP 2020 celebrado en Madrid, hubo una parte con mucho peso dentro del evento, la robótica aplicada al canal HORECA.

Numerosas charlas, mesas redondas, debates y demostraciones en directo con robots coparon parte del día. No fueron solo las demostraciones lo que más atrajo mi atención sino también extraje una valiosa conclusión: fue un foro educativo, donde los profesionales de la robótica “evangelizaban” de alguna forma al resto de profesionales que estábamos allí ¿en qué?

Fue la pregunta del día… “¿Nos van a quitar los robots el trabajo a los humanos?”

En otro artículo ahondaré en este interesante tema, pero hoy centro la mirada en la robótica aplicada al sector vitivinícola. ¿Qué sabemos de la estrecha relación entre los robots y los viñedos?

Cada vez es más frecuente ver a robots camareros, robots recepcionistas o robots que hacen un delivery room, pero poco sabemos sobre cómo los robots ayudan a que bebamos un mejor vino.

¿Un antes y un después?

La relación de amor de España con los vinos viene de lejos. Cepas antiquísimas (algunos arqueólogos estiman que ya se cultivaban viñedos hace más de 4.000 años), tradiciones arraigadas y una cultura estrechamente ligada con el vino, hacen de nuestro país uno de los primeros productores de vino a nivel mundial.

Todos tenemos en la cabeza, por ejemplo, la clásica imagen de la recogida de la uva con aquella maquinaria en mitad de los viñedos; a los viticultores comentando cómo será la próxima cosecha o a nosotros mismos mirando las añadas de las cosechas para conocer cuál fue la mejor y comprar la botella de vino de ese año en base a este criterio.

Existe un antes y un después. Desde luego lo que menciono arriba existe pero no podemos negar que la llegada de la robótica ha revolucionado también el mundo vitivinícola.

¿Cómo ayudan los robots a tener mejores predicciones y a tomar mejores decisiones?

A simple vista quizás pueda sonar extraño…¿cómo un robot va ayudar a predecir, por ejemplo, en qué momento exacto hay que hacer la vendimia este año?

Hay un gran desarrollo tecnológico detrás y gracias a él, los robots móviles autónomos analizan y toman imágenes y datos en 3D de los viñedos, para por ejemplo, determinar el rendimiento de los mismos, a través de aplicaciones de cloud computing.

Pero también destacan otras funcionalidades muy valiosas:

  • Evalúan el estrés de la planta
  • Determinan formas y tamaños del fruto y racimos
  • Conocen las enfermedades de la planta
  • Saben el grado de maduración de las uvas
  • Estiman la cantidad de hojas, uvas y otros datos a través de varios métodos como la visión por computador o mapas online de rendimiento

En definitiva, todos estos datos y muchos más que arrojan estos pequeños grandes amigos, ayudan al mercado a realizar mejores tomas de decisiones en base a predicciones.

Los viticultores y enólogos, por ejemplo, pueden organizar mejor la producción y comercialización de sus vinos; también pueden mejorar significativamente la calidad de sus vinos elaborados con uvas con el mismo estado de maduración y por ende, aumentar sus ingresos al realizar caldos de mayor calidad, determinar la fecha de la vendimia o simplemente, como comentaba antes, pueden tener datos muy valiosos que les ayudan a tomar decisiones de forma anticipada en relación a las enfermedades del viñedo, estado de los frutos, etc.

En España tenemos algunas empresas que desarrollan esta tecnología y la ponen al servicio de las bodegas como es el ejemplo de VineScout, un proyecto liderado por la Universidad Politécnica de Valencia en consorcio con otras universidades e instituciones europeas:

Los robots se suman al trabajo de los humanos, no solo para ayudarles en la toma de decisiones, sino también como apoyo a la obtención de datos que el ser humano por sí mismo no podría obtener, por las limitaciones propias de nuestro ser.

Datos como mapeos exactos del terreno, tanto diurnos como nocturnos, visión artificial 3D con sónar o inteligencia artificial que apoya a una mejor y más eficiente autoconducción del robot por los viñedos.

Algunos ejemplos de bodegas robotizadas

Si bien, a veces cuesta ver innovación en este sector, es cierto que muchas bodegas se han tomado muy en serio la robótica como una fuente predictiva y maximizadora de ingresos.

A continuación algunos ejemplos:

Symington Family Estates (Vilanova de Gaia, Portugal)

Como ocurre con muchas bodegas en Portugal, que su actividad se remonta a varias generaciones atrás, no podía ser menos con Symington Family Estates. La tradición con 5 generaciones produciendo vino, lo aúnan con valores como la sostenibilidad, apoyo a comunidades locales e innovación, introduciendo la robótica.

Abajo un ejemplo del mapeo de sus viñedos en 2D, un trabajo realizado por el equipo de I+ D de la bodega durante 3 años con el fin de monitorizar e interpretar los parámetros que afectan a la composición del vino y a la calidad percibida del mismo.

Además, tener este mapeo les ayuda también a determinar las diferentes frutas cosechadas por zonas; este parámetro les permite hacer cosechas más selectivas y segmentadas, de tal forma que pueden maximizar la calidad de los vinos.

Alban Vineyards (California)

En este caso en Alban Vineyards apuestan por la aerobótica utilizando drones para la toma de datos y de decisiones sobre sus viñedos.

Una de las principales empresas de aerobótica es Hawkaerial, con una especialización específica para el sector vitivinícola.

Por tanto, y como abría al inicio el artículo con la pregunta “¿Nos van a quitar los robots el trabajo a los humanos?” La respuesta es no. Los robots nos ayudan, por una parte, a deshacernos de tareas repetitivas que no aportan valor al cliente y por otra parte, como es el caso de la robótica aplicada a la viticultura, a obtener datos que no podríamos conseguir de ninguna otra forma.

Después el humano ya se encarga de la interpretación y la decisión, pero dejemos al robot que haga un valioso trabajo previo por nosotros y nos ayude a maximizar nuestros ingresos.


O recibe nuestro boletín en un mensaje diario de WhatsApp. Añade a tus contactos el número +34638463078 y envía un whatsapp con la palabra ALTA.

También puedes escuchar nuestro podcast diario en SoundCloud, IVOOX, Spotify, Apple Podcasts y Google Podcasts.

Smart Travel News utiliza el banco de imágenes de Freepik.