Carlos Fluixá, ECO-ONE

Publicado el 21 de octubre de 2022

El Día Mundial del Ahorro de Energía es un recordatorio de la emergencia climática que estamos viviendo. Hacer uso de la energía que disponemos sin ningún tipo de control por el fácil acceso a esta fuente, no nos exenta de la responsabilidad que exige.

En este contexto, el sector hotelero es uno de los grandes responsables del abuso energético que se hace en sus establecimientos. Lo que antes era un tema de sostenibilidad y eficiencia energética que solo se podían permitir unos pocos, ahora se convierte en una necesidad de mercado, ya que cada vez son mayores los gastos procedentes del consumo energético.

Esto supone un menor margen de beneficio en las cuentas de resultados de los hoteles, generando una gran incertidumbre en el sector, debido al descontrol en los gastos de las empresas hoteleras.

A pesar de ello, esta situación, es una oportunidad de cambio para poder mejorar y anticiparnos a otra crisis energética como la sufrida este año debido a las limitaciones de exportación del gas ruso. Establecer medidas que aboguen por un plan de eficiencia energética y autoconsumo, es fundamental para sobrevivir a la dependencia energética existente.

En este contexto, el empleo de energías renovables en hoteles españoles crece cada día más, ya que se está tomando conciencia sobre la importancia de preservar el entorno, reducir el impacto ambiental y, como no, reducir costes.

Tener la capacidad de autoabastecerse energéticamente a través del propio funcionamiento del establecimiento, es el futuro, y ya el presente. Los hoteles empiezan a contemplar el consumo energético no como un gasto fijo, sino como una oportunidad para reducir sus costes con inversiones cuyo retorno cada vez es menor.

La posibilidad de guiar tu modelo de negocio hacia la rentabilidad y la sostenibilidad puede llegar a reducir sus facturas en un 30 y un 40% gracias a las nuevas tecnologías y a las numerosas ventajas que ofrecen las fuentes de energía renovables, además de medidas más livianas como son el aislamiento de ventanas, el uso de maquinaria eficiente o la digitalización y uso de sensores.

Mientras muchos hoteles han tenido que subir los precios para hacer frente a la inflación y al coste de la energía, existe una oportunidad clave en el sector hotelero para ser más competitivo y asumir menos costes a través del autoconsumo.

Todo ello respaldado por las numerosas subvenciones y ayudas que la Unión Europea otorga a las empresas comprometidas por reducir sus emisiones de CO2. Incrementar la eficiencia energética de los servicios que ofrece el establecimiento hotelero y contribuir a un turismo respetuoso y sostenible sin perjudicar el servicio que se les ofrece a sus clientes, es el verdadero reto de esta década.

En paralelo a sus estudios universitarios en Business Administration en la Universidad Carlos III de Madrid, Carlos Fluixá, creó CF Marketing Digital, llevando el marketing digital y redes sociales a más de 10 clientes. Tras finalizar el grado, continuó su formación en liderazgo empresarial a través de la plataforma The Power MBA. Siguiendo en la línea del marketing, lideró como Director de Marketing y Desarrollo de Negocio, la creación del nuevo modelo de negocio de Zenith Br, agencia de medios perteneciente a Publicis Groupe. Posteriormente y, gracias a su pasión e inquietud por el mundo hotelero, el marketing y la sostenibilidad, creó la startup de sostenibilidad hotelera ECO-ONE, en la que es CEO & Cofundador junto a Zdenka Lara.

Recibe nuestro boletín en un mensaje diario de WhatsApp. Añade a tus contactos el número +34646572336 y envía un whatsapp con la palabra ALTA.

También puedes escuchar nuestro podcast diario en SoundCloud, IVOOX, Spotify, Apple Podcasts y Google Podcasts.

Smart Travel News utiliza el banco de imágenes de Freepik.