Publicado el 22 de agosto de 2022

Con unos ingresos de más de 4.300 millones de dólares en el segundo trimestre de 2022 —el doble que en el trimestre correspondiente de 2021—, Booking.com empieza a hablar de recuperación.

El beneficio neto ascendió a 857 millones de dólares, frente a las pérdidas de 167 millones en el trimestre correspondiente del año pasado, mientras que el número de pernoctaciones reservadas a través del gigante mundial en el segundo trimestre se disparó un 56%, hasta los 246 millones de pernoctaciones, frente a los 198 millones del primer trimestre del año.

«Todo esto está ocurriendo sin que el mercado asiático se reabra al turismo», afirma Glenn Fogel, director general y presidente de Booking Holdings, en una entrevista con Globes.

La demanda mundial de vacaciones y viajes ha provocado grandes atascos en los aeropuertos y cancelaciones de vuelos, pero ha beneficiado a la agencia de viajes online Booking, cuya posición no hace más que reforzarse.

De hecho, las cifras hacen pensar que 2022 puede ser el año cumbre de Booking, pero Fogel aconseja precaución. «Todavía estamos antes del cuarto trimestre, y ya hemos visto cómo las cosas cambian de la noche a la mañana».

Suscríbete gratis a nuestra newsletter
Y ponte al día de las principales noticias en menos de 10 minutos




*No está demostrado que leer Smart Travel News prolongue un 10% tu vida, pero al menos tampoco la reduce

«En noviembre del año pasado, todavía estábamos emitiendo avisos de beneficios, pero en febrero las cosas empezaron a mejorar y las reservas se dispararon. La noche en que Rusia invadió Ucrania volvimos a ver fluctuaciones. Hemos aprendido a vivir con la incertidumbre, así que no puedo decir definitivamente que este será nuestro año récord».

Subida de los precios

Para Fogel, «la subida de los precios ha reducido la brecha en relación con las influencias del tipo de cambio. Si miramos las cifras globales, el coste medio por habitación ha subido un 25% desde 2019. Eso se debe a que el combustible se ha encarecido y hace subir los precios, y también a los alquileres y los salarios, que han subido mucho en todos los sectores».

«Ha sido difícil contratar trabajadores para el sector turístico, trabajadores por la epidemia que dejó ir a muchos de ellos. Y ahora, para que vuelvan, hay que pagarles más. El aumento de los precios es más pronunciado en Europa y Estados Unidos que en Asia, que aún no se ha estabilizado y sigue por debajo del nivel de recuperación.

«Es difícil predecir lo que ocurrirá en términos de precios cuando se reduzcan las restricciones en Asia, pero supongo que también subirán allí como consecuencia de los costes energéticos, que han aumentado desde la guerra de Ucrania. Los precios del combustible afectan mucho a nuestra industria, y es un tema que nos preocupa, pero esperamos que los gobiernos encuentren una forma de permitir a los ciudadanos viajar y relajarse.»

No sólo hoteles

La pandemia también ha cambiado los hábitos de los consumidores en cuanto a sus preferencias vacacionales, ya que los veraneantes buscan opciones de alojamiento más rurales y prefieren las casas particulares a los hoteles.

«Cuando Airbnb empezó, vimos que había interés por las alternativas de alojamiento no hotelero, y la tendencia se mantiene estable hasta hoy. Durante el periodo Covid-19, la gente buscaba soluciones de alojamiento en casas o villas, en lugar de hoteles, por miedo a las aglomeraciones o a encontrarse con otros huéspedes en vestíbulos o ascensores», explica Fogel.

«En el segundo trimestre de este año, el 32% de las reservas de alojamiento se realizaron en soluciones no hoteleras, es decir, casas o villas privadas, y esta tendencia seguirá aumentando. Por otro lado, también vemos que las grandes cadenas hoteleras como Marriott, Accor o Intercontinental vuelven a funcionar a pleno rendimiento, por lo que hoy en día el miedo a las aglomeraciones es mínimo.»

«No somos un monopolio»

«Llevo 22 años en la empresa, y todas las empresas siempre han querido que los consumidores les compren directamente para no malgastar dinero en distribución o marketing. Si una empresa aporta valor a los consumidores, conseguirá atraerlos directamente, pero aparentemente, nosotros conseguimos aportar valor a los viajeros y a nuestros socios».

«Los consumidores nos utilizan porque ofrecemos la mayor selección, porque nuestra web y nuestra app son fáciles de usar y porque tenemos un servicio 24/7 en 40 idiomas. A ninguna empresa le gusta pagar comisiones, pero nosotros seguimos creciendo. Eso significa algo, ¿no?».

Uno de los fenómenos más destacados durante la pandemia fue el aumento de la actividad de los consumidores en Internet. Varias empresas, también de aviación y turismo, trataron de atraer a los consumidores para que hicieran sus pedidos directamente a ellas, y se saltaran intermediarios como Booking.

«Cuando haces una búsqueda de vacaciones en Google, te salen muchas opciones, y Booking es una de ellas. En 2019, vendimos 100.000 millones de dólares en productos turísticos, de un mercado que genera 7 billones de dólares anuales. Entonces, ¿soy un monopolio o un porcentaje bastante pequeño del mercado?».

Puedes leer la entrevista completa en la web de Globes.

Recibe nuestro boletín en un mensaje diario de WhatsApp. Añade a tus contactos el número +34646572336 y envía un whatsapp con la palabra ALTA.

También puedes escuchar nuestro podcast diario en SoundCloud, IVOOX, Spotify, Apple Podcasts y Google Podcasts.

Smart Travel News utiliza el banco de imágenes de Freepik.