Según un reciente artículo publicado en Travelpulse, muchos agentes de viajes no son verdaderamente conscientes de las muchas razones por las que la conversión a un agente de viajes basado en el hogar puede ser una alternativa beneficiosa para ellos.

Una de las razones más convincentes que argumenta la publicación es la posibilidad de obtener determinadas deducciones fiscales. Para un empleado existen relativamente pocas oportunidades de reducir impuestos deducidos.

Según el medio, todo cambia cuando te vas a casa. Una vez que el agente de viajes desarrolla su propia negocio puede beneficiarse de diversas muchas exenciones de impuestos asociadas con la actividad de su propio negocio en el hogar.

En el caso de España, la nueva ley de autónomos permite deducir gastos relacionados con los consumos propios del hogar, en función del espacio del mismo que se destine a la actividad profesional.

Pero no todos los beneficios son financieros. Algunos no tienen precio, particularmente los relacionados con la conciliación familiar.

Una vez que el agente de viajes se convierte en su propio jefe, está en su mano decidir cuántas horas trabaja y cuáles son esas horas. Además, puede trabajar desde cualquier lugar gracias a las nuevas tecnologías apenas con la ayuda de su smartphone.

Con la tecnología actual, un agente de viajes puede estar literalmente en cualquier lugar y cuidar de sus clientes. Puede administrar su vida como lo desee.

Especialización

Otro beneficio que los agentes basados en el hogar disfrutan es la posibilidad de vender el producto que desean, lo que significa que si desea especializarse en un determinado destino como el Caribe, Europa o Asia, o algún tipo de producto como cruceros, pueden intentarlo con total libertad de elección, a través de su propia página web o de diversas herramientas de marketing online.

Con una buena herramienta de gestión de relaciones con los clientes (CRM), un agente puede comunicarse con dichos clientes regularmente y recordar incluso sus cumpleaños, aniversarios y otros hitos importantes.

En el caso de los agentes de viajes que tienen que desplazarse a su puesto de trabajo, otro beneficio adicional es el tiempo que ganan en transporte.

Para el medio especializado, trabajar desde casa es más fácil de lo que se puede pensar. La clave es encontrar una agencia “host” que proporcione ayuda en todas estas áreas y que disponga de los sistemas, la capacitación y los programas que necesitará el agente para ser plenamente compatible con la gestión de su propio negocio.

Consulta el artículo completo en Travelpulse.