Publicado el 10 de noviembre de 2022

Sevilla ha sido elegida Capital Europea de Turismo Inteligente 2023. Una distinción que supone un espaldarazo al modelo de gestión turística desarrollado por el Ayuntamiento de Sevilla, pues la ciudad ha sido elegida por la Comisión Europea como un caso de éxito y un ejemplo de buenas prácticas.

“Este título consagra nuestro modelo de desarrollo turístico que es inclusivo, sostenible y sobresaliente, que ha situado al residente en el foco de la estrategia y ha preparado a la ciudad para competir y seguir creciendo en este nueva era tras la pandemia”, ha comentado el alcalde, Antonio Muñoz, tras conocer la noticia esta tarde. El fallo se ha conocido al término de las presentaciones en Bruselas, hasta donde se ha desplazado un equipo técnico que ha estado acompañado por el delegado de Comercio, Economía y Turismo, Francisco Páez, y el director gerente de Contursa, Antonio Jiménez.

La ciudad competía con otras dos españolas, Gijón y San Sebastián, que optaban al título que concede la Comisión Europea para distinguir a los destinos que han apostado por innovar para hacer más sostenible el desarrollo turístico. Sevilla se ha medido con otras 28 candidatas de 13 países, pero sólo siete preseleccionadas han sido invitadas a Bruselas para presentar este miércoles sus propuestas ante un jurado europeo: a las tres españolas se suman Oporto (Portugal), Zagreb (Croacia), Aarhus (Dinamarca) y Pafos (Chipre).

El jurado ha valorado los logros de Sevilla en las cuatro categorías que se evalúan en este certamen y que son referente para otras ciudades: accesibilidad, sostenibilidad, digitalización y apuesta por el patrimonio histórico y la creatividad. Pero también por el completo programa de actividades que desarrollará la capital durante tollo el año 2023 para difundir la Capitalidad Europea de Turismo Inteligente y que aglutina acciones divulgativas, congresos para expertos y para el sector a nivel internacional y también eventos que involucran a la ciudadanía.

También nuevos espacios y proyectos ya en marcha como Cartuja Qnat, una experiencia de transformación urbana basada en el uso de tecnologías bioclimáticas innovadoras para luchar contra el cambio climático; el futuro Centro Magallanes, un referente europeo para el desarrollo de industrias creativas y culturales a partir de la recuperación del patrimonio histórico; las antiguas naves de Renfe en San Jerónimo, que serán sede los actos de innovación y digitalización; y Fibes, un palacio de congresos y exposiciones de primer nivel convertido en un think tank de referencia a nivel internacional.

La distinción sitúa a Sevilla arriba de los rankings internacionales y supone una ayuda para elevar su perfil y ganar visitantes con la promoción de un destino que es el tercero urbano más visitado y con mayor crecimiento de España y que ya se oferta como una ciudad compartida donde uno de cada cuatro habitantes vive del turismo. De hecho, el lema de la candidatura es “Sharing is smart”, con el convencimiento de que compartir experiencia, espacios e ideas es la forma más inteligente de mejorar.

Precisamente, la ciudad ha presentado como gran aval de su candidatura una novedosa estrategia de desarrollo turístico basado en la economía del visitante, donde turistas y residentes comparten los valores y atractivos del destino. Un espíritu que ya recogía un pionero plan, el Plan 8, que diseñó el Ayuntamiento de Sevilla para recuperar el destino tras la crisis de la COVID y que pone precisamente el foco en esos cuatro conceptos que han sido valorados por la Comisión Europea. Así, la candidatura ha recogido los planes de una ciudad accesible, que busca un turismo respetuoso y sin fricciones ni saturación.

Una ciudad sostenible, que busca generar un impacto positivo en la economía local y proteger la calidad del empleo y también luchar contra el cambio climático que amenaza la identidad cultural y la forma de vida que hace de Sevilla un destino muy atractivo. Una ciudad digital, que cuenta con las herramientas que permiten mejorar la experiencia del visitante. Y también una ciudad que apuesta por el patrimonio histórico y la creatividad cultural y que quiere ampliar el espacio turístico y abrir al visitante nuevas áreas de su territorio.

A los atractivos de una ciudad turística consolidada, con tres declaraciones de patrimonio mundial de la Unesco, Sevilla suma su trabajo en busca de un turismo sostenible no sólo a nivel ambiental, también social y económico. Y prueba de ello es que ya es miembro de la Red de Destinos Turísticos Inteligentes de España (Segittur) y participa en eventos internacionales relacionados con el turismo urbano sostenible. Igualmente, Sevilla ha puesto en marcha un proyecto piloto nacional para medir los índices de sostenibilidad, tanto ambiental, como económica y social, de la mano de Mabrian y Mastercard.

También destaca la gestión de la movilidad, con la red de carril bici más larga y bicicletas de préstamo, lo que le ha valido numerosos premios, y transporte público accesible con tarifas bonificadas. Sevilla ha sido seleccionada también por la Comisión Europea como ciudad piloto de la Misión 100 Ciudades Climáticamente Neutrales e Inteligentes en 2030.

En la candidatura presentada ante la Comisión Europea, Sevilla apunta proyectos en marcha como el de Sevilla Smart Accessibility Tourist & Events que utiliza las nuevas tecnologías para diseñar rutas accesibles por los barrios sevillanos y compartir esa información a ciudadanos y turistas a través de una app.

O también la iniciativa que, de la mano de Bosch, Telefónica y Ferrovial, ha permitido desarrollar una herramienta innovadora y exportada ya a otras ciudades para gestionar con seguridad los grandes eventos a través de cámaras de seguridad que detectan incidencias y usan luces antipánico gracias a la aplicación de la inteligencia artificial.

Todas estas políticas articuladas por la Sevilla City Office son visibilizadas en un centro denominado Smart Tourism Office y que se ubica en el palacio de congresos, una oficina que incluye un espacio para el emprendimiento y la formación en materia de turismo urbano sostenible y que ocupan relevantes empresas del sector donde se ensaya un sistema de inteligencia turística que analiza datos de múltiples fuentes para saber qué se demanda y qué hábitos tienen los visitantes.

Además, de la mano de Segittur, este departamento se ha especializado en el análisis de los flujos turísticos aplicando tecnologías innovadoras y una gobernanza real en el análisis y gestión del reto. En paralelo también esta trabajando en un proyecto de formación en DTI para todo el ecosistema local y en varios proyectos de transferencia del conocimiento con Universidades y empresas, dando apoyo tecnológico a proyectos de I+D+i, así como a la realización de proyectos específicos propios, especialmente desarrollados desde la Smart Tourism Office. Sevilla City Office ha pensado también un ágora dedicada a la formación y la reflexión en torno al turismo urbano sostenible, el Smart Tourism Space ubicado en Fibes.

Junto a Sevilla, también ha sido distinguida la ciudad de Pafos (Chipre), pues en cada edición se eligen dos capitales europeas. Ambas se beneficiarán del apoyo a la comunicación y a sus marcas durante 2023, lo que incluye un vídeo promocional de la ciudad, una escultura de gran tamaño a modo de trofeo diseñada para ser exhibida en sus centros urbanos y otras acciones específicas destinadas a la proyección de la capital.

La iniciativa de la Comisión Europea cuenta con el apoyo del programa COSME para ayudar a las empresas y las autoridades a mejorar su entorno económico y es resultado de una acción preparatoria propuesta por el Parlamento Europeo.

Recibe nuestro boletín en un mensaje diario de WhatsApp. Añade a tus contactos el número +34646572336 y envía un whatsapp con la palabra ALTA.

También puedes escuchar nuestro podcast diario en SoundCloud, IVOOX, Spotify, Apple Podcasts y Google Podcasts.

Smart Travel News utiliza el banco de imágenes de Freepik.