Después de renovar su programa de fidelización y de abrir su propia canal a la venta de experiencias en destino, Marriott está de nuevo en el centro de la actualidad. La compañía hotelera más grande del mundo ha anunciado que pondrá en marcha un piloto en el que probará la integración del homesharing en su canal de venta, a través de un acuerdo con la compañía Hostmaker.

De esta forma, la hotelera manda un serio aviso a Airbnb, HomeAway o Booking.com, junto con otros hoteleros como AccorHotels y Hyatt.

Esta incursión oficial en el mercado de viviendas compartidas, a través de un piloto de seis meses, implica que los viajeros pueden iniciar sesión en TributePortfolioHomes.com y reservar una estancia en más de 200 hogares en Londres, cada uno de los cuales ha sido elegido específicamente por Marriott y Hostmaker, según ha informado el medio especializado Skift.

Estas casas cumplirían con los estándares de seguridad, diseño, seguridad y servicio de Marriott. Los huéspedes también recibirán servicios y comodidades adicionales, como soporte telefónico exclusivo las 24 horas y una experiencia de check-in y bienvenida en persona.

Marriott no es la primera gran compañía hotelera en sumergirse en la economía colaborativa. Otras compañías hoteleras, como Wyndham y Choice Hotels, han participado en el mercado de alquiler de vacaciones durante años. Y AccorHotels y Hyatt han realizado inversiones en el espacio de viviendas compartidas con Onefinestay y Oasis.

Londres es precisamente la ciudad sede de Hostmaker, así como un destino donde las regulaciones de alquiler a corto plazo son bastante claras: hay un límite de 90 días.