Publicado el 09 de agosto de 2022

El verano de 2022 se presentaba como el verano de la recuperación tras dos años difíciles para la industria turística.

Los hoteles se esfuerzan por encontrar nuevas formas que le acerquen a un perfil de consumidor cada vez más digitalizado, que utiliza el entorno web para reservar sus vacaciones. Sin embargo, pese a la intención del sector para captar la atención de este público, los resultados no son los deseados.

Suscríbete gratis a nuestra newsletter
Y ponte al día de las principales noticias en menos de 10 minutos




*No está demostrado que leer Smart Travel News prolongue un 10% tu vida, pero al menos tampoco la reduce

La firma Hotelverse, pionera en la creación de gemelos digitales para hoteles, apunta que el 70% de la reserva de habitaciones de hotel se realiza a través de un tercero, como pueden ser agencias de viaje o comparadores online.

Esto se traduce en una bajada directa de los beneficios del hotel, ya que los intermediarios se quedan con un margen por reserva. De media, los comparadores online reciben entre el 20 y el 25% del total de la reserva.

La desintermediación: una batalla en curso

Durante los últimos años, los hoteles han desarrollado diferentes acciones para intentar combatir el alto volumen de intermediación. Sin embargo, según explica Fermín Carmona, cofundador y CEO de Hotelverse, “estas no son efectivas y el sector debe dar un salto cualitativo hacia la innovación y buscar soluciones reales que los conviertan en el canal de compra preferido para los consumidores”. Si lo consiguen, por cada reserva de 1.000 €, los hoteles obtendrían 250 € más de ingresos.

Entre las acciones desarrolladas se encuentran los programas de fidelización, que premian a aquellos huéspedes que reservan por segunda vez en un hotel. Pero, la rentabilidad de estos programas se limita a casos muy concretos, ya que la mayoría de los usuarios no vuelve al mismo hotel al optar por un destino diferente en las siguientes vacaciones.

Otra de las iniciativas del sector ha sido la apuesta por el marketing digital, incluyendo acciones publicitarias en Google o en páginas web. Se estima que los hoteles invierten entre un 7 y un 10% de los ingresos de su canal directo en este tipo de campañas.

Aunque puede ayudar a incrementar la notoriedad del hotel, esto no se traduce en un retorno real de la inversión. Gran parte de las visitas que reciben los hoteles en sus páginas webs provienen de sitios de terceros (como comparadores) y no de anuncios propios.

“Es muy importante que los hoteles entiendan el proceso de compra de sus potenciales clientes para poder aumentar su rentabilidad. En la mayoría de los casos, se realiza una primera búsqueda en comparadores o buscadores para conocer distintas opciones, y luego se consulta la web del hotel elegido. Si esta no ofrece ninguna ventaja extra, muchos clientes no eligen este canal para formalizar la reserva”, explica Carmona.

Precisamente por esta razón, algunos hoteles buscan convencer a este potencial cliente de reservar en su propia web ofreciéndole descuentos adicionales; asumiendo la pérdida de beneficio que esto conlleva.

Recibe nuestro boletín en un mensaje diario de WhatsApp. Añade a tus contactos el número +34646572336 y envía un whatsapp con la palabra ALTA.

También puedes escuchar nuestro podcast diario en SoundCloud, IVOOX, Spotify, Apple Podcasts y Google Podcasts.

Smart Travel News utiliza el banco de imágenes de Freepik.