Publicado el 16 de febrero de 2018

Tanto Airbnb como Google han realizado anuncios muy importantes en la primera semana de febrero: el primero abriendo su plataforma a la distribución hotelera y el último lanzando actualizaciones para expandir y simplificar la búsqueda de viajes, particularmente en el móvil.

Ambas acciones son indicativas de la evolución del cambiante panorama en la distribución, creando nuevos desafíos para las agencias de viajes online y opciones adicionales para los hoteles y para otros proveedores de alojamiento.

Tal y como informa Phocuswire, Google es conocido por su enfoque en la experiencia del usuario, y Gino Engels, cofundador y director comercial del proveedor de gestión de ingresos OTA Insight, asegura que podría darle una ventaja para atraer a los viajeros que han estado utilizando las OTAs hasta ahora.

«Si Google ofrece una mejor experiencia para los viajeros, podría ser una buena oportunidad para que los hoteles luchen contra la dependencia de las OTAs», afirma.

Google se está enfocando en su interfaz móvil, agregando una nueva barra de navegación que coloca tareas comunes en una pantalla con la funcionalidad de deslizar y hacer clic.

Engels cree que este es un paso muy inteligente para Google ya que los dispositivos móviles se vuelven cada vez más populares para la planificación de viajes, especialmente entre los millennials, y podría generar más reservas a través de Google.

En cuanto a Airbnb y, según afirma la compañía Triptease, los hoteles, incluidas cadenas como Best Western, ven cada vez más a Airbnb como una influencia potencialmente positiva en el mercado, ya que podría aumentar la competencia para las OTAs.

Si esa idea y su nueva asociación con SiteMinder hacen crecer el negocio hotelero de Airbnb, existe la posibilidad de que el unicornio tecnológico establezca un nuevo punto de referencia para los costes de distribución, respondiendo a las oraciones de muchos hoteleros.

Incluso es posible imaginar que algunos hoteles podrían usar la tecnología de Airbnb, recogiendo reservas a través de su propia web en lugar del motor de reservas.

Esto podría simplificar los procesos y los costes de los hoteles, una vez más una ventaja para cualquier empresa que quiera cumplir con presupuestos ajustados, aunque existe el inconveniente obvio de perder la propiedad de la relación con los huéspedes.

«Tenemos que ver las incursiones de Airbnb en el mercado hotelero de la misma manera que hemos estado mirando a Airbnb todo el tiempo: ¿qué hará para mejorar la oferta y la demanda? Pueden aumentar el suministro de su web en un 30 por ciento, pero eso solo vale la pena si la demanda aumenta en la misma cantidad», aseguran desde Triptease.

Recibe nuestro boletín en un mensaje diario de WhatsApp. Añade a tus contactos el número +34646572336 y envía un whatsapp con la palabra ALTA.

También puedes escuchar nuestro podcast diario en SoundCloud, IVOOX, Spotify, Apple Podcasts y Google Podcasts.

Smart Travel News utiliza el banco de imágenes de Freepik.