A primera vista, puede parecer que las compañías de tecnología más grandes del mundo tienen mucho en común.

Para empezar, las cinco compañías de Big Tech (Amazon, Apple, Facebook, Microsoft y Alphabet) han surgido como algunas de las compañías que cotizan en bolsa más valiosas del mundo, con fundadores como Jeff Bezos o Bill Gates a la cabeza de la lista global de multimillonarios.

Estos gigantes de la tecnología también tienen un aspecto de cara al consumidor en su negocio que es el centro de atención. Con miles de millones de personas utilizando sus plataformas en todo el mundo, estas empresas aprovechan los datos de los usuarios para reforzar aún más su control sobre la cuota de mercado.

Al mismo tiempo, estos datos son un arma de doble filo, ya que estas mismas empresas a menudo se encuentran en la mira por mal manejo de la información personal.

Este gráfico publicado por Visual Capitalist recoge el modo en que se distribuyen los ingresos de las principales compañías tecnológicas del mundo: