Publicado el 25 de abril de 2022

¿Es un avión? ¿Es un dron? ¿Quizás sea un taxi? O, si nos guiamos por algunos rumores, ¿es más parecido a un supercoche?

Mucha gente nunca habrá oído hablar del eVTOL, pero se está trabajando mucho entre bastidores para hacer realidad los vehículos de despegue y aterrizaje vertical eléctrico, y es muy posible que los aviones eVTOL lleguen antes de lo que imaginas.

Los eVTOL representan la unión de una serie de avances tecnológicos con la necesidad de alejarse de los combustibles fósiles y el cambio en la forma de comprar servicios.

El desarrollo de los eVTOL ofrece la oportunidad de dar un gran salto adelante en el transporte de personas en nuestras ciudades y en el planeta.

Se especula que las primeras aeronaves eVTOL entrarán en servicio comercial alrededor de 2025, y éstas serán pilotadas, pero las versiones no tripuladas podrían llegar dentro de una década.

Aunque los eVTOL no sean competidores similares de la aviación comercial, hay algunos mercados en los que jugarán en el mismo espacio y tienen un importante potencial para alterar la forma en que viajamos y nos desplazamos.

El reto para la aviación comercial será cómo convivir con los eVTOL e incorporar la nueva forma de volar a sus modelos de negocio.

Suscríbete gratis a nuestra newsletter
Y ponte al día de las principales noticias en menos de 10 minutos




*No está demostrado que leer Smart Travel News prolongue un 10% tu vida, pero al menos tampoco la reduce

En cuanto a la tecnología, en los últimos años se han producido importantes mejoras en el rendimiento de los coches eléctricos como parte de la necesidad de abandonar los combustibles fósiles.

La mejora de la tecnología de las baterías ha sido un factor importante para la generalización de los vehículos eléctricos y para convertirlos en una alternativa viable a los coches de gasolina y diésel. Los combustibles alternativos, como las pilas de combustible de hidrógeno, también han progresado y ahora se están considerando para la aviación, aunque su uso comercial aún está lejos.

Los avances tecnológicos se están aplicando ahora a los vehículos que pueden volar.

El último factor que contribuye al interés por los eVTOL es la forma en que están cambiando los hábitos de compra.

Empresas como Amazon y Uber han transformado el modo en que los consumidores adquieren artículos, acercando el modelo de fabricación «justo a tiempo» al comprador y entregando los productos y servicios directamente al consumidor de forma oportuna.

La perspectiva de un taxi aéreo a la carta al estilo de Uber, respetuoso con el medio ambiente, es muy atractiva, aunque siga sonando como si hubiera salido directamente de una película de ciencia ficción.

Por último, entre los casos de uso obvios, cabe esperar que los eVTOL ofrezcan un método de transporte alternativo para algunos viajes de negocios.

Piensa en las reuniones en las que un puñado de personas tiene que viajar unos cientos de kilómetros por carretera o ferrocarril. O como una alternativa más barata y conveniente a la aviación de negocios sin necesidad de viajar primero a un aeropuerto.

Se espera que este tipo de aviones eléctricos sean menos costosos de operar que los turbohélices o los pequeños jets para este tipo de viajes.

¿Dónde deja esto a la aviación comercial? ¿Serán los eVTOL una amenaza competitiva? ¿Tendrán el tipo de autonomía de vuelo que suele asociarse a la aviación comercial? ¿O serán un servicio complementario, integrado en la oferta de las aerolíneas y que traslada a los pasajeros entre sus casas y el aeropuerto?

Aunque se espera que los eVTOL se utilicen para distancias más cortas, algunos de los prototipos en desarrollo indican que podrían operar en distancias de hasta unos 500 km.

En 2019, el número de vuelos regulares de menos de 500 km fue de 10,3 millones, es decir, el 26% de todos los vuelos comerciales de pasajeros. Este análisis básico proporciona un poderoso indicador de la medida en que los eVTOL podrían cambiar los vuelos.

Por un lado, podrían ser simplemente tipos de aviones alternativos, que sustituirían a los conocidos turbohélices y a los pequeños aviones a reacción que se utilizan hoy en día. Sin embargo, con el potencial de cambiar la forma en que se reservan y proporcionan los vuelos, podrían ser muy perturbadores para la aviación en general.

Artículo original en OAG.

Recibe nuestro boletín en un mensaje diario de WhatsApp. Añade a tus contactos el número +34646572336 y envía un whatsapp con la palabra ALTA.

También puedes escuchar nuestro podcast diario en SoundCloud, IVOOX, Spotify, Apple Podcasts y Google Podcasts.

Smart Travel News utiliza el banco de imágenes de Freepik.