Calella ha culminado un proceso de reflexión respecto a los retos y oportunidades que las llamadas «smart destinations» pueden ofrecer para la mejora competitiva de su sector turístico, en beneficio tanto del visitante como del ciudadano.

La alcaldesa de Calella, Montserrat Candini, la regidora adjunta a la alcaldía responsable de las Áreas de Comunicación y Nuevas Tecnologías, Lorena Sànchez, y el socio-director de Vivential Value, Rafael González, presentaron la hoja de ruta que seguirá la ciudad para convertirse en un destino turístico inteligente.

Desde hace un año, el equipo de comunicación, nuevas tecnologías y turismo del Ayuntamiento de Calella, con la colaboración de la empresa Vivential Value, han trabajado con el objetivo de definir un modelo «smart» adaptado a las necesidades específicas de Calella y su realidad turística. La alcaldesa de Calella, Montserrat Candini, recordó que Calella cuenta con más de dos millones de pernoctaciones anuales y que esto implica «redefinir el modelo de gestión turística utilizando la tecnología».

Tal y como explicó la regidora adjunta a la alcaldía responsable de las Áreas de Comunicación y Nuevas Tecnologías, Lorena Sànchez, un destino turístico inteligente es un «territorio accesible a todo el mundo que hace uso de la innovación y que garantiza el desarrollo de tres ámbitos tan importantes como son: el económico, el sociocultural y el medioambiental”. Asimismo, la regidora ha añadido que “este proyecto ha de contribuir a mejorar la experiencia del visitante pero también sin olvidar la mejora de la calidad de vida de los locales».

23112017-Calella-define-su-estrategia-como-destino-turístico-inteligente.jpg

El socio-director de Vivential Value, Rafael González, destacó la valentía de Calella a la hora de definir una estrategia como destino turístico inteligente: «Calella es pionera en diseñar este tipo de estrategia; es una decisión valiente y atrevida que servirá para aprovechar las oportunidades que el concepto de destino turístico inteligente ofrece como modelo de gestión turística».

El proyecto, que ha contado también con el apoyo de la Diputación de Barcelona, se inició con una revisión del nivel de desarrollo del concepto de destino turístico inteligente en otros territorios, incluidos casos prácticos que potencialmente se podrían aplicar o no en un futuro desarrollo dentro del municipio.

En una segunda fase se procedió a realizar una detallada evaluación del estado actual de Calella como «smart destination», con más de 160 ítems que analizaban diferentes áreas como gobernanza turística, tecnología aplicada a la experiencia del visitante, sistemas de conocimiento e inteligencia turística, servicios públicos, sostenibilidad, movilidad, accesibilidad o marketing turístico.

Esta fase contó también con la participación de profesionales y ciudadanos del municipio, a través de acciones participativas en forma de dinámicas prácticas y entrevistas en profundidad con representantes sectoriales, todas ellas con vocación de incorporar una visión más transversal en el proceso de reflexión estratégico.

Finalmente el proyecto ha permitido definir una propuesta de hoja de ruta con más de 40 acciones englobadas en 12 proyectos y 6 ejes temáticos, que deben servir de base para la implementación progresiva de actuaciones que permitan la mejora de la experiencia del turista, la captación de nuevos perfiles de visitantes, la optimización de las acciones de promoción o el refuerzo de los compromisos de sostenibilidad económica, sociocultural y medioambiental del municipio.

Este proyecto de Calella para convertirse en un destino turístico inteligente estuvo presente como caso de estudio dentro de la jornada temática que organizó la Universitat Oberta de Catalunya UOC y la Diputación de Barcelona el pasado 31 de octubre.