Uber ha revelado sus planes para despedir a 3.700 empleados. La cifra asciende a alrededor del 14% del total de la fuerza de trabajo del gigante del transporte.

En el documento, la empresa afirma que la pérdida de empleo es parte de una reducción planeada de los gastos de operación “en respuesta a los desafíos económicos y la incertidumbre resultante de la pandemia COVID-19 y su impacto en el negocio de la empresa”.

La firma sigue así los pasos de Airbnb, que esta misma semana anunciaba 1.900 despidos.

Aunque Uber no ha suspendido las operaciones por completo, la compañía sin duda ha recibido un golpe masivo en su balance final ya que los gobiernos estatales han emitido órdenes de permanencia en casa para los trabajadores no esenciales.

En una carta al personal de Uber, el CEO Dara Khosrowshahi señaló que los recortes vendrán de las operaciones comunitarias y el reclutamiento. Uber también cerrará alrededor del 40 por ciento de sus locales Greenlight – utilizados para la asistencia de conductores en persona.

“Con la realidad de que el volumen de nuestros viajes de paseo ha disminuido significativamente, nuestra necesidad de CommOps así como de asistencia en persona ha disminuido sustancialmente”, escribe. “Y con nuestra congelación de la contratación, simplemente no hay suficiente trabajo para los reclutadores.”

Khosrowshahi también ha aceptado renunciar a su propio salario base para el resto del 2020.

Información original publicada en TechCrunch.


O recibe nuestro boletín en un mensaje diario de WhatsApp. Añade a tus contactos el número +34638463078 y envía un whatsapp con la palabra ALTA.

También puedes escuchar nuestro podcast diario en SoundCloud, IVOOX, Spotify, Apple Podcasts y Google Podcasts.

Smart Travel News utiliza el banco de imágenes de Freepik.