El número de anuncios de Airbnb en Londres se ha cuadruplicado en los últimos cuatro años, ya que cada vez más viviendas de la ciudad han sido engullidas por compañías de alquiler a corto plazo.

En mayo de 2019, 80.770 propiedades en Londres aparecían anunciadas en Airbnb, con un asombroso 23 por ciento de las cuales se piensa que están en violación del límite legal de 90 días en la capital.

Airbnb no pone sus datos a disposición de funcionarios y reguladores, lo que significa que las autoridades locales tienen que utilizar herramientas de terceros para tratar de regular lo que consideran este abuso de la plataforma.

Las cifras del ayuntamiento, compiladas con la herramienta de análisis Inside Airbnb, también muestran que el 30 por ciento de los anfitriones de Airbnb en Londres tienen tres o más anuncios publicados en la plataforma.

El ritmo de crecimiento fuera del centro de la capital ha sido aún más extremo, ya que los anuncios de Airbnb en el exterior de Londres se han multiplicado por quince entre 2015 y 2019. En todo Londres, el 56 por ciento de las propiedades en Airbnb son casas enteras.

En Camden y Westminster, dos de los distritos londinenses más afectados por el aumento de los alquileres a corto plazo, hasta el siete por ciento del total de las viviendas se anuncian en Airbnb.

Los datos recopilados por el consejo de Camden revelan que de las 7.100 propiedades enteras anunciadas en plataformas como Airbnb y Booking.com en 2019, un asombroso 48 por ciento superó el límite legal de 90 días. El ayuntamiento de Camden tiene actualmente 6.000 familias en su lista de espera de viviendas.

“El mercado de alquileres a corto plazo es demasiado fácil de explotar”, dice Danny Beales, miembro del gabinete del Consejo de Camden. “No sólo vemos un fraude para los huéspedes , sino también para las comunidades de Londres, ya que se construyen nuevas viviendas, se compran y esencialmente se convierten en hoteles”.

Airbnb rebate estos números. “Estos datos son erróneos”, asegura un portavoz de la compañía, añadiendo que los datos de terceros son a menudo inexactos ya que confunden diferentes tipos de anuncios en su plataforma.

Las propias cifras de la compañía muestran que en abril de 2019 había 60.000 anuncios en Londres. De estos, 37.000 eran casas enteras. Airbnb no divulgó una cifra para el número total de anuncios en Londres que excedió el límite de 90 días.

MAYOR TRANSPARENCIA: EL CASO DE NUEVA YORK

Mientras tanto, Airbnb  está en conversaciones con la ciudad de Nueva York para resolver una demanda sobre una ordenanza que exigiría a la empresa de viviendas compartidas entregar datos sobre los anfitriones, lo que pondría en peligro miles de anuncios en uno de sus mayores mercados.

La empresa con sede en San Francisco presentó la demanda en 2018, junto con HomeAway, alegando que la legislación violaría las leyes de privacidad.

También permitiría a la ciudad averiguar qué anuncios violan las regulaciones de Nueva York ,que prohíben el alquiler de apartamentos enteros por menos de 30 días sin un inquilino presente.

Nueva York tiene una de las regulaciones de alquiler más estrictas del país, y Airbnb ha estado en desacuerdo con la ciudad durante casi todos sus 11 años de existencia. Pero esto no ha impedido que unos 55.000 alojamientos proliferen en la Gran Manzana.

Sin embargo, los funcionarios de la ciudad de Nueva York estiman que cerca de dos tercios de esos anuncios, unos 35.000, podrían violar las leyes locales.

Información original en Wired UK y Bloomberg.


O recibe nuestro boletín en un mensaje diario de WhatsApp. Añade a tus contactos el número +34638463078 y envía un whatsapp con la palabra ALTA.

También puedes escuchar nuestro podcast diario en SoundCloud, IVOOX y Apple Podcasts

Smart Travel News utiliza el banco de imágenes de Freepik.