El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha defendido una decisión que prohibiría a los extranjeros que hayan visitado China recientemente entrar en los Estados Unidos mientras su administración sigue evaluando la creciente amenaza de un brote de coronavirus.

Trump utilizó una entrevista de aproximadamente nueve minutos grabada el sábado por la noche en Mar-a-Lago, su club privado en Florida, y transmitida el domingo como una oportunidad para condensar su habitual discurso en una charla previa a la Super Bowl. Los temas incluían el virus, su posible destitución y los insultos a sus potenciales rivales del 2020.

“Hemos cerrado casi todo lo que viene de China”, dijo Trump sobre el coronavirus. “No podemos tener miles de personas que vengan con este problema, el coronavirus. Vamos a ver qué pasa, pero lo cerramos, sí”.

Según Trump, su administración estaba ofreciendo a los chinos “una ayuda tremenda” para contener la propagación del virus.

La administración ha puesto en vigor una norma que también pondría en cuarentena esencialmente a los viajeros estadounidenses que hubieran visitado China en las últimas dos semanas, desviándolos a siete aeropuertos “para implementar procedimientos de detección más avanzados”, según las directrices publicadas el domingo por el Departamento de Seguridad Nacional.

Ha habido siete casos confirmados de coronavirus en Estados Unidos. Ninguna muerte.

Noticia original publicada en The New York Times.


O recibe nuestro boletín en un mensaje diario de WhatsApp. Añade a tus contactos el número +34638463078 y envía un whatsapp con la palabra ALTA.

También puedes escuchar nuestro podcast diario en SoundCloud, IVOOX y Apple Podcasts

Smart Travel News utiliza el banco de imágenes de Freepik.