Uber ha comenzado a vender experiencias gastronómicas tales como clases de cocina y cenas selectas en su aplicación de comida a domicilio, Uber Eats, bajo una nueva pestaña llamada Moments.

Según informa Forbes, se ha realizado una pequeña prueba en la ciudad de San Francisco, de donde la compañía es originaria.

Los usuarios de Uber Eats en dicha ciudad han recibido un correo electrónico en el que se explica que pueden pueden reservar Uber Moments a partir del próximo mes.

La prueba suena similar en concepto a las experiencias que Airbnb ha puesto en  marcha en su plataforma de alojamiento bajo demanda durante los últimos tres años – con decenas de miles de experiencias que van desde ofertas  para los aficionados a la comida, hasta prácticamente cualquier cosa que se te ocurra hacer; excursiones guiadas de senderismo, clases de artes escénicas, etcétera.

Noticia original en TechCrunch