Booking.com ha comenzado a añadir calificaciones por estrellas a sus anuncios de alquileres a corto plazo.

La OTA está calificando propiedades en una escala de una a cinco estrellas, donde una calificación de cinco estrellas indica que una propiedad tiene el mayor atractivo global.

Este movimiento de Booking es atrevido porque el gigante de las agencias online está calificando las propiedades por sí misma. De hecho y hasta ahora, los alquileres no tenían ningún tipo de calificación.

Esto marca una nueva diferencia entre apartamentos vacacionales y hoteles, que siempre han estado calificados por terceros o por organizaciones gubernamentales. Las calificaciones por estrellas son independientes de la puntuación media de una propiedad, que sigue siendo impulsada por los comentarios de los clientes.

“La búsqueda de estrellas es el filtro más utilizado que tenemos en Booking”, dijo Olivier Grémillon, vicepresidente de segmentos globales. “Antes, cuando alguien buscaba en reservas de tres, cuatro o cinco estrellas, no aparecían alquileres. Ahora cuando buscan, los alquileres de vacaciones aparecen, las conversiones suben y todo el mundo se beneficia.

Booking.com ha establecido alrededor de 400 factores para definir la calificación final de un alquiler. Por ejemplo, es un poco más probable que un apartamento obtenga una calificación de cinco estrellas si tiene una máquina de café espresso.

Noticia original en Skift