Según una nueva encuesta realizada a más de 1.200 hoteleros socios de Expedia Group,, existe casi el doble de probabilidades de que las cadenas hoteleras prioricen la inversión en tecnología en comparación con los establecimientos independientes pequeños.

Por otro lado, es 1,5 veces más probable que los establecimientos independientes pequeños prioricen la renovación de habitaciones en comparación con las cadenas hoteleras, lo que supone una laguna en las estrategias de inversión en tecnología entre los distintos segmentos hoteleros.

El uso de la tecnología cobra cada vez más importancia a medida que los hoteles comprenden cómo pueden obtener una ventaja competitiva clave mediante inversiones tecnológicas estratégicas.

Según el último informe de Hospitality Technology, el 54 % de los hoteles tiene pensado aumentar su presupuesto para tecnología en 2019, mientras que solo el 8 % piensa disminuirlo.

Sin embargo, los costes siguen siendo la principal barrera en la adopción de mejoras tecnológicas para muchos hoteleros, ya que casi la mitad de los hoteles independientes pequeños encuestados indicaron que las decisiones que toman en cuanto a la inversión en tecnología se basan en la asequibilidad y el valor.

Por el contrario, más de la mitad de las cadenas hoteleras priorizan las herramientas tecnológicas que se integran a la perfección con sus sistemas actuales.

“Hemos observado que las cadenas hoteleras realizan inversiones importantes en tecnología, lo cual ofrece la posibilidad de lograr mayores beneficios para cada establecimiento, ya que por sí solos no podrían hacer frente a ese gasto”, afirma Ait Voncke, vicepresidente sénior de Expedia Group.

“La tecnología tiene el poder de ofrecer condiciones equitativas para los hoteleros de cualquier tamaño. Seguimos atendiendo las necesidades de nuestros colaboradores e invertimos para ofrecerles un mejor servicio, de modo que incluso el establecimiento más pequeño pueda competir de forma efectiva y tener una oportunidad de lograr el éxito”.

De los hoteles independientes pequeños encuestados, uno de cada cuatro mencionó que la complejidad es su mayor obstáculo a la hora de adoptar medidas tecnológicas y, de estos, uno de cada tres afirmó que, al evaluar las posibles soluciones, su prioridad es la facilidad de uso.

Imagen de portada vía Freepik