La semana pasada conocimos que el gobierno balear había iniciado acciones contra Trivago por posicionar mejor a aquellos proveedores de alojamiento que más le pagan. Esta acción fue puesta en marcha a instancias de la asociación de defensa de los consumidores FACUA.

Sin embargo, España no es el único país donde Trivago vive esta situación. Australia lleva meses persiguiendo al metabuscador por este mismo motivo. Ahora, comienza el proceso legal para resolver esta cuestión.

Lo que debes saber:

  • El organismo de vigilancia de la competencia de Australia ha acusado a Trivago de rechazar ofertas más baratas para los clientes finales a menos que los anunciantes ofrezcan una contraprestación económica considerada aceptable por el comparador de hoteles.
  • La Comisión Australiana de Competencia y Consumo inició su caso contra Trivago en la Corte Federal este lunes, reproduciendo ejemplos que mostraban que el sitio web invitaba a los anunciantes a pagar más para “bloquear” ofertas de la competencia.
  • El sitio web con sede en Alemania se enfrenta a una multa multimillonaria si la ACCC gana el caso por acusaciones de que Trivago engañó a los clientes al afirmar que ofrecía los “mejores precios” para “habitaciones exactamente iguales” a partir de diciembre de 2016.
  • La ACCC asegura que Trivago no reveló adecuadamente su modelo operativo y usó comparaciones de precios engañosas que comparaban una habitación de lujo más cara con una habitación estándar.
  • Según el organismo, “el sitio web no permite a los consumidores identificar rápida y fácilmente los precios más baratos disponibles para una habitación de hotel en particular”, dijo Norman O’Bryan, SC, en representación de la ACCC, ante el tribunal el lunes.
  • O’Bryan dijo que los anunciantes  pagaban a Trivago una tarifa de “coste por clic” a cambio de puestos más altos en los resultados de búsqueda. El primer resultado de la búsqueda generalmente recibe un 80 por ciento más de tráfico que el segundo resultado, dijo.

Noticia de referencia en Brisbane Times