Debido a la falta de preparación de los prestadores de servicios de pago y de los comerciantes para la nueva norma SCA para las transacciones “online”, la patronal española CEHAT y su homóloga europea HOTREC, han solicitado a las autoridades nacionales competentes que hagan uso del período de supervisión flexible propuesto por la ABE (Autoridad Bancaria Europea) en su reciente dictamen y, por lo tanto, no lo apliquen a partir del 14 de septiembre, como estaba previsto inicialmente.

CEHAT y HOTREC también piden a las autoridades nacionales competentes que acuerden con la ABE un plazo común y una hoja de ruta europea para la aplicación de las EMC por parte de todos los comerciantes y proveedores de servicios de pago.

“La implementación de SCA en el sector de la hostelería es un gran reto, ya que las empresas dependen de niveles de intermediación y de transacciones diferentes, como las tasas de cancelación. Dado que en muchos casos todavía no se dispone de soluciones técnicas, las autoridades nacionales retrasarán la aplicación de la normativa”, ha declarado Jens Zimmer Christensen, Presidente de HOTREC.

El presidente de CEHAT, Juan Molas ha manifestado “ no sabemos aún el grado de preparación de nuestras plataformas de pago, ni de las aplicaciones previstas por los portales de reservas, ni tampoco cómo podemos hacer frente a las cancelaciones y anulaciones . Al mismo tiempo, no tenemos certeza de que las pasarelas de pago propiedad de los bancos estén preparadas para la totalidad de las empresas de nuestro sector, por lo que necesitamos la certeza de que ningún cliente tenga que dejar de venir por la imposibilidad de realizar los pagos con los nuevos requisitos exigidos.

La moratoria está en camino

En este contexto, todo indica que los miembros del Espacio Económico Europeo han acordado ya una moratoria en casi todos los estados miembros, aunque existen pequeñas variaciones entre ellos.

Así, la moratoria será de 18 meses en la mayoría de los países. El caso de España será diferente, dado que se produciría una moratoria de 14 meses más un periodo de amortización flexible.

Tras el acuerdo alcanzado con el Banco de España, PSD2 no llegará como mínimo hasta noviembre de 2020.

El Banco de España está de acuerdo en la necesidad de un plan de comunicación tanto para los titulares de tarjetas como para los comerciantes, y aprecia el esfuerzo de Mastercard para ayudar al ecosistema a cumplir con la normativa.

Sin embargo, el Banco de España entiende que el dictamen de la ABE sólo se aplica a las transacciones a distancia y no concederá ninguna prórroga para las transacciones contactless.

A este periodo de 14 meses se le podrían añadir unos cuatro meses de “amortización flexible”, con lo que nos iríamos hasta marzo de 2021, fecha por la que apuestan países como Francia, Reino Unido o Alemania.

Cada país deberá supervisar la ejecución de estos planes para garantizar el rápido cumplimiento de los RTS de la Directiva sobre servicios de comunicaciones electrónica.

Imagen de portada vía Freepik