Los ejecutivos de tecnología aplicada a aeropuertos y aerolíneas consideran que el aumento del número de viajeros conocedores de la tecnología tendrá el mayor impacto en sus planes digitales en los próximos seis años hasta 2025.

Así lo revela un nuevo informe publicado por SITA, proveedor informático del sector del transporte aéreo.

El informe ‘2025: Air Travel for a Digital Age’ muestra que, para el año 2025, el 68 por ciento de todos los pasajeros serán viajeros digitales y esperarán gestionar sus viajes de la misma manera que lo hacen en todos los demás aspectos de su vida diaria, utilizando sus teléfonos móviles.

Este cambio demográfico ha creado viajeros digitales que demandan más automatización y control práctico sobre cada paso de su viaje.

En particular, esperan utilizar su teléfono móvil para acceder a servicios que van desde las notificaciones de localización de equipajes hasta el embarque y los pagos.

También esperan que su viaje se realice como una experiencia unificada en aeropuertos, aerolíneas, control fronterizo y otros modos de transporte, desde el momento en que salen de casa hasta que llegan a su destino.

Barbara Dalibard, CEO de SITA, sostiene que este cambio requiere operaciones más eficientes y colaboración entre aerolíneas, aeropuertos y otras partes interesadas responsables de proporcionar esa experiencia.

El equipaje es un buen ejemplo. Para un solo viaje, una maleta puede cambiar de manos una docena de veces entre la aerolínea, el aeropuerto, el personal de tierra y las agencias de aduanas. Si los datos correctos no se comparten entre las entidades, es difícil llevar un registro de esa maleta o proporcionar la información que el pasajero necesita sobre su paradero.

Por otro lado, la tecnología biométrica es uno de los factores clave que permiten una mayor automatización, así como la conexión sin problemas de cada paso del viaje.

Esta tecnología ya se está utilizando en los aeropuertos para el control de fronteras y el embarque de aviones, y está previsto que aumente significativamente, tanto en términos de extensión geográfica como de funcionalidad.

Según la investigación de SITA, más de la mitad de los líderes de la industria de creen que los tokens de viaje biométricos serán el motor clave para la experiencia futura de los pasajeros.

Hasta la fecha, la atención se ha centrado en gran medida en el uso de la identidad biométrica en un solo viaje o aeropuerto, pero cada vez más la industria está cambiando su enfoque para proporcionar una identidad digital permanente que puede utilizarse en múltiples viajes.

Descarga el informe aquí