La entrada en vigor de la directiva PSD2 y la  SCA (Strong Customer Authentication), que estaba prevista para el próximo 14 de septiembre, tendrá que esperar.

Los miembros del Espacio Económico Europeo han acordado una moratoria en casi todos los estados miembros, aunque existen pequeñas variaciones entre ellos.

Así, la moratoria será de 18 meses en la mayoría de los países. El caso de España será diferente, dado que se produciría una  moratoria de 14 meses más un periodo de amortización flexible.

Tras el acuerdo alcanzado con el Banco de España, PSD2  no llegará como mínimo hasta noviembre de 2020.

El Banco de España está de acuerdo en la necesidad de un plan de comunicación tanto para los titulares de tarjetas como para los comerciantes, y aprecia el esfuerzo de Mastercard para ayudar al ecosistema a cumplir con la normativa.

Sin embargo, el Banco de España entiende que el dictamen de la ABE sólo se aplica a las transacciones a distancia y no concederá ninguna prórroga para las transacciones contactless.

A este periodo de 14 meses se le podrían añadir unos cuatro meses de “amortización flexible”, con lo que nos iríamos hasta marzo de 2021, fecha por la que apuestan países como Francia, Reino Unido o Alemania.

Cada país deberá supervisar la ejecución de estos planes para garantizar el rápido cumplimiento de los RTS de la Directiva sobre servicios de comunicaciones electrónica.