Un 72% de las quejas en empresas españolas que realizan auto-reserva de viajes de negocios – 1 de cada 4 compañías – están relacionadas con el exceso de tiempo invertido (41%) y la mala gestión de los costes (31,9%).

El 27,1% restante son por otro tipo de temas, como la dificultad o imposibilidad de obtener informes de gastos de viajes o bien la organización de las facturas. Así lo contempla el último informe propio de Aervio, la plataforma de Inteligencia Artificial para la gestión de viajes corporativos.

Por otra parte, un 36,8% de las empresas cuentan con un gestor de viajes interno. En estos casos, aunque el tiempo (17,9%) y el coste (18%) continúan siendo dos grandes inconvenientes, la queja principal es la dificultad de obtener informes acerca de los viajes y gastos (23,1%).

El resto de los problemas están relacionados con facturas (15,4%), errores por parte de los empleados (10,3%) y otros (15,3%).

Finalmente, un 38,7% de las empresas recurren a los servicios de una agencia de viajes corporativos.

En este caso, las principales quejas están relacionadas con el tiempo desperdiciado en resolver las peticiones de viaje de los clientes (29,3%), el soporte al cliente (17,1%) y los costes de gestión continuos (17,1%). A estos les siguen problemas como la generación de informes de actividad de viajeros y gastos (14,6%), la gestión de las facturas (7,3%) y otros (14,6%).

Santiago Montero, CEO de Aervio:

Las agencias de viajes de negocios apenas han evolucionado a lo largo de los últimos años, con lo cual, los métodos de gestión de reservas y las herramientas utilizadas no son las óptimas. Se requiere un cambio para que el cliente vea que la agencia le está ofreciendo una solución adaptada a sus necesidades

Imagen de portada vía Freepik