BlaBlaCar acaba de completar la adquisición de Ouibus, anunciada a finales de 2018. Este pasado mes de junio BlaBlaCar ha lanzado BlaBlaBus en las carreteras de Francia, Alemania y Benelux, y ayer lo hizo en Italia.

En España BlaBlaCar seguirá operando, como hacía Ouibus, en las rutas transfronterizas de acuerdo con el modelo concesional español. En total, la red BlaBlaBus cubrirá 400 destinos en 10 países europeos a finales de 2019.

Con una comunidad de más de 75 millones de miembros en 22 países (5 millones en España), BlaBlaCar ha cerrado la adquisición de la compañía subsidiaria de la red francesa de ferrocarriles (SNCF) y ha dado definitivamente un paso más en una movilidad multimodal al ofrecer un servicio completo de coche compartido y autobús.

El siguiente paso se dará en octubre cuando toda la flota de Ouibus viajará con la identidad de BlaBlaBus. Con la culminación del proceso, todas las ofertas de Ouibus se podrán reservar desde BlaBlaCar con el nombre de BlaBlaBus, que espera convertirse en la plataforma de referencia en viajes interurbanos por carretera.

La granularidad del viaje en coche compartido ha permitido unir un mayor número de localidades y conectar destinos generalmente menos atendidos por las redes de transporte convencionales.

De hecho, BlaBlaCar cuenta actualmente con más de 73.000 puntos de encuentro mensuales en España. Todo ello ha sido posible hacerlo a precios asequibles e, incluso, reservando en el último minuto.

Con un mayor número de opciones de viaje, BlaBlaCar quiere atraer más demanda en su plataforma y beneficiar tanto a los conductores que comparten sus viajes, como a los operadores de autobuses. Ambas ofertas serán complementarias tanto por la diversidad de puntos de encuentro y rutas como por el plazo habitual de reserva.

Álvaro Zamácola, Country Manager de BlaBlaCar para España y Portugal, asegura que “en España existe un modelo concesional de autobuses, que por supuesto respetamos, y que permite que nuestros usuarios ya pueden beneficiarse de los viajes en BlaBlaBus que conectan a España con destinos europeos como Francia o Italia” y destaca las posibilidades que ofrece la completa integración: “los ciudadanos europeos, no solo los usuarios de BlaBlaCar, podrán encontrar dos modos de viajar complementarios con una plataforma única, lo que facilitará a los pasajeros la ruta que mejor se adapte a sus necesidades”.