Siempre que se habla de la posible existencia de vida se cita al agua como requisito indispensable para que ésta pueda desarrollarse.

Tan importante es este elemento para nosotros que nuestro cuerpo está formado por un 70% de agua, lo que la convierte en la piedra angular de nuestra existencia y supervivencia. Sin embargo, en la actualidad el agua es considerado un bien escaso en muchas partes del mundo.

El mes de junio ha batido este año registros históricos de calor. En el caso de Europa, la media se ha situado dos grados por encima de la temperatura normal de estas fechas.

A esto debemos añadir el hecho de que, en lo que llevamos de año, las precipitaciones se encuentran un 25% por debajo de lo habitual. Todo ello ha llevado a las distintas administraciones a elaborar planes de actuación que logren aplacar los efectos producidos.

El Govern de les Illes Balears aprobó en el año 2018 un proyecto que tiene como objetivo principal ampliar la red de seguimiento de los recursos hídricos, automatizar estas redes de seguimiento de recursos y del índice de sequía y, finalmente, implantar una red telemática de seguimiento de grandes consumidores en todas las islas del archipiélago, lo que supone una inversión de 1.497.284 euros procedentes del Impuesto del Turismo Sostenible (ITS).

Desde el 1 de julio de 2016 se aplica el Impuesto de Turismo Sostenible (ITS) a todas las estancias en alojamientos turísticos de las Islas Baleares. Gracias a esta aportación, se pueden realizar inversiones importantes con el fin de compensar el impacto territorial y medioambiental del turismo en Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera. De hecho, el archipiélago tiene actualmente en marcha 156 proyectos que cuentan con una inversión de más de 200 millones de euros.

Ampliación de la red de seguimiento de los recursos

Mediante la construcción de nuevos piezómetros se podrá llevar a cabo la ampliación de la red de seguimiento de los recursos, lo que permitirá obtener testigos litológicos y mejorar de esta forma el conocimiento de la geología de las islas, así como tomar medidas de nivel piezométrico en algunas zonas poco conocidas. Esta actuación beneficia principalmente a las Pitiusas, donde se considera necesaria la ampliación de la red existente.

Automatización de las redes de seguimiento de recursos y del índice de sequía

La automatización de las redes de seguimiento de recursos y del índice de sequía es muy necesaria para poder completar la información sobre las redes con indicadores de salinización de los acuíferos en contacto con el mar, y poder mejorar así su gestión.

Implantación de una red telemática de seguimiento de grandes consumidores en las islas

Esta medida, que forma parte del proyecto, es fundamental para conocer la evolución de la demanda de consumo a lo largo del año y poder optimizar su gestión mediante el estudio de una muestra de usuarios. Además, la obtención de datos permitirá también hacer estimaciones de consumos y pérdidas en la red de abastecimientos urbanos.

Las medidas dispuestas en este proyecto contarán con la ayuda del conocido Big Data o inteligencia de datos. Los últimos avances y las nuevas tecnologías en gestión de datos y análisis han supuesto una verdadera revolución y una mejora sustancial en la productividad, el análisis y el cumplimiento de objetivos de diversas empresas e instituciones lo que, aplicado a este caso, podrá determinar la demanda de agua por parte de empresas y particulares, cómo se está empleando dicho recurso y, los más importante, ver si se está realizando un consumo responsable del mismo.