En las últimas semanas, la cadena de hoteles económicos india Oyo Rooms ha estado intensificando agresivamente su maquinaria de relaciones públicas y marketing.

La compañía ha anunciado su entrada en Estados Unidos y Vietnam; una reestructuración en tres unidades, India, Internacional y Tecnología y marca; la contratación de nuevos líderes para su marca y el acuerdo con un nuevo socio de distribución –Meituan– en China el mes pasado después de firmar Ctrip en mayo.

Ahora, Oyo se autoproclama la tercera cadena hotelera más grande del mundo en número de habitaciones, lo que seguramente hará que los escépticos desconfíen del rápido crecimiento de la compañía.

Esto significa que habría saltado tres posiciones, desde la sexta cadena más grande con 636.000 habitaciones en abril, hasta la tercera más grande con 850.000 habitaciones en junio.

En cuestión de dos meses, según la propia Oyo, ha superado a Accor Hotels, Wyndham Hotels & Resorts e InterContinental Hotels Group para alcanzar el tercer puesto. Para llegar a la cima, necesita superar a Hilton y Marriott International.

El fundador y CEO de Oyo, Ritesh Agarwal, ha asegurado que Oyo será la cadena hotelera más grande del mundo en escala, ingresos y margen para 2023, con más de dos millones de habitaciones sólo en el sudeste asiático.

Marriott no tiene ni siquiera eso a nivel mundial, y el gráfico de Oyo muestra que actualmente tiene 1,3 millones de habitaciones.

Oyo explica el rápido salto de habitaciones en dos meses a China, donde, en un comunicado de prensa del 25 de junio, afirmó tener más de 500.000 habitaciones, lo que la convierte en la marca hotelera más grande del país.

Consulta la noticia completa en Skift