El potencial del turismo como herramienta para impulsar el programa mundial de desarrollo sostenible ha ocupado un lugar central en un evento especial organizado por la Organización Mundial del Turismo en Ginebra, Suiza.

La sesión, titulada “Financiación del turismo para la Agenda 2030”, se celebró durante el Examen Global de la Ayuda para el Comercio de 2019 en la sede de la Organización Mundial del Comercio.

El secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, inició el debate destacando el papel clave que desempeña el sector turístico mundial en el crecimiento económico y la creación de empleo.

Los ministros, los asociados para el desarrollo y las instituciones financieras deben comprender y reconocer mejor la forma en que el turismo puede contribuir a la Agenda Sostenible 2030.

El turismo se menciona explícitamente como meta en tres de los 17 objetivos de desarrollo sostenible (8, 12 y 14), aunque, como señalaron los ponentes en Ginebra, para que el sector desarrolle realmente su enorme potencial, es necesario aumentar considerablemente la cantidad de ayuda y la financiación del desarrollo destinada al turismo.

Para ello se requiere una combinación de marcos de políticas eficaces y sólidos, una mayor acción del sector privado y un enfoque innovador de las alianzas para la cooperación al desarrollo.

“Este es un momento importante tanto para el sector del turismo como para el del desarrollo internacional”, dijo Pololikashvili. “Reforzar y desbloquear los flujos de ayuda al turismo ayudará a que el sector sea un motor de creación de empleo, así como de desarrollo social y económico y de diversidad económica.Trabajando juntos podemos aprovechar el poder de la nueva arquitectura de ayudas y asegurarnos de que nadie se quede atrás mientras el turismo transforma vidas en todo el mundo”.