Viajar por el mundo nunca ha sido más fácil de lo que lo es hoy en día. La promoción de nuevos destinos en redes sociales y de aerolíneas low cost, así como de nuevos modelos de viaje como los viajes en solitario, han permitido la llegada de nuevos viajeros en mercados emergentes.

Sin embargo, en función del origen del viajero, éste puede disfrutar de ciertos beneficios a la hora de viajar con los que los nacidos en otros países no cuenta.

Los ciudadanos alemanes, por ejemplo, pueden visitar 159 países de todo el mundo sin necesidad de visado. Considerando que hay un total de 195 países, es un lujo bastante agradable.