Es la peor pesadilla de un viajero cansado: llegar a un hotel y descubrir que no tiene registro de su reserva. Pero eso es un escenario demasiado real para algunos usuarios de sitios de reserva de hoteles, de acuerdo con una investigación de Which? Viajes.

Sitios como Booking.com y Expedia permiten a los usuarios desplazarse a través de cientos de anuncios de hoteles, comparando los precios de las habitaciones y las calificaciones de los huéspedes uno al lado del otro. Pero organizar pernoctaciones a través de un tercero puede crear sus propios problemas.

4.600 miembros de Which? han sido preguntados acerca de sus experiencias con el uso de sitios de reserva de hoteles. Aquí revelamos los cinco problemas más comunes a los que se enfrentaron.

  1. La descripción del hotel no coincide con la realidad. La realidad de una habitación de hotel puede ser muy diferente de las imágenes mostradas an la web de la OTA. El 14% de los que experimentaron problemas con su reserva dijeron que su alojamiento no se ajustaba a su descripción.
  2. El hotel no tiene constancia de la reserva: el 13 por ciento de los huéspedes que informaron de que a su llegada descubrieron que el hotel no tenía registro de la reserva que habían hecho a través de un sitio de terceros. En muchos casos, el hotel pudo cumplir con la reserva. Sin embargo, algunos tuvieron menos suerte y se dieron cuenta de que no había una habitación vacía disponible.
  3. Problemas con los pagos. Una queja común era la confusión sobre si la tarifa de la habitación se había pagado con tarjeta de crédito por adelantado o si se esperaba que se pagara a la llegada. Esto llevó a que a algunos huéspedes se les cobrara dos veces por la misma habitación.
  4. Comisiones inesperadas. A raíz de las medidas de aplicación adoptadas por la Autoridad de la Competencia y los Mercados (CMA), los sitios de reservas se han comprometido a ser más transparentes en lo que respecta a los recargos. A partir del 1 de septiembre, el precio debe incluir todos los gastos de la estancia y los impuestos de la ciudad, para que no haya sorpresas desagradables posteriormente.
  5. Cobro de tasas de cancelación. Según el estudio, parece que las webs de reserva no siempre son claras en su política de cancelación. Algunos usuarios creían que podrían cancelar con 48 horas de antelación para posteriormente encontrarse con sorpresas desagradables en la letra pequeña de la reserva.

Consulta el artículo original en Which