Jason Price, vicepresidente ejecutivo de NextGuest Digital, ha analizado la constante especulación sobre la posibilidad de que Amazon entre en el mercado de los viajes.

El poderoso gigante del comercio electrónico cerró las operaciones de Amazon Local y Amazon Destinations en 2015 después de que ninguno de los dos servicios captara la atención de los clientes.

Las posibilidades de volver a entrar en este mercado en 2019 son muy reducidas, dada la presencia de potencias como Google, Expedia, Booking.com y las grandes marcas de hoteles.

Así las cosas, ¿cuál debería ser el próximo paso de Amazon? La respuesta, según Price, es sencilla: comprar Airbnb.

Estos son sus argumentos:

  • La plataforma de Airbnb, ya utilizada por millones de hosts, es básicamente un sistema de seguimiento de revenue y marketing de rendimiento. Si le añadimos un servicio como Amazon Prime, la compañía lograría además la capacidad de realizar un seguimiento de gastos de los viajeros.
  • En el último año, dos personas clave del equipo ejecutivo de Amazon se han incorporado a Airbnb.
  • Airbnb está abriendo su plataforma para que las marcas de hoteles puedan acceder a ella. Si los grandes hoteles de lujo o sus propias divisiones de casas compartidas se unen, la dinámica de la relación hotelera cambia a favor de Amazon. Si se añade la compra de Hotel Tonight por parte de Airbnb, Amazon podría mejorar sensiblemente su relación con los hoteles.
  • Al unir el inventario y el control de la cadena de suministro con un avanzado sistema de distribución y una sofisticada plataforma de procesamiento de datos, Amazon se sitúa en el centro de una especie de data center donde es capaz de gestionar, predecir y valorar el rendimiento. El aojamiento es un negocio estacional, y con el cambio climático creando nuevos patrones impredecibles, Amazon sí que puede predecir, suministrar y fijar precios de manera más inteligente que cualquier otra empresa.
  • Aunque los clientes pueden no pensar en Amazon como un sitio de viajes, esta preocupación puede superarse fácilmente con una correcta ejecución de la adquisición de Airbnb.
  • La conveniencia es la nueva moneda de cambio en la sociedad digital, y tanto Airbnb como Amazon son un ejemplo de ello. Comprar, comprar, devolver, incluso con un solo click, es simple y conveniente. Los viajes son emocionales y estos dos sitios permiten crear un sueño que es único y que tiene un atractivo global.

Consulta el artículo original