La semana pasada adelantamos en nuestro podcast diario que el gobierno de Estados Unidos tenía la firme intención de multar a Expedia por vender viajes a Cuba.

Ahora, la agencia online ha acordado con la administración norteamericana pagar más de 325.000 dólares para resolver las acusaciones de haber ayudado indebidamente a viajar dentro de Cuba o entre la isla y distintos lugares de Estados Unidos. Haciendo esto, Expedia habría violado las sanciones de Estados Unidos contra Cuba.

La semana pasada, la administración Trump anunció restricciones de viaje que efectivamente prohibían los cruceros y los vuelos de aviones privados entre Estados Unidos y Cuba, revirtiendo la flexibilización de las reglas de la administración Obama en 2016.

La administración Trump dio este paso como medida de presión para que Cuba cese en su apoyo al presidente venezolano Nicolás Maduro, cuya elección en 2018 Estados Unidos considera fraudulenta.

El caso que afecta a Expedia, sin embargo, data de un período entre abril de 2011 y octubre de 2014. Según el departamento del tesoro norteamericano, la OTA prestó sus servicios a 2.221 personas –incluidos algunos ciudadanos cubanos– con productos de viajes que violaron las sanciones de Estados Unidos con respecto a la isla.

Consulta la información original en Skift