El mercado de tours y actividades, que tradicionalmente ha ido por detrás de las reservas de aerolíneas y hoteles en el ámbito digital, está empezando a ponerse al día.

De hecho, está creciendo más rápido que el mercado total de viajes, de acuerdo con una investigación de Phocuswright que ha pronosticado que, para el próximo año, el segmento crecerá hasta los 183.000 millones de dólares.

Sin embargo, en comparación con otros segmentos de la industria turística, el espacio de las experiencias sigue siendo un mercado fragmentado.

Mientras que los viajeros generalmente saben qué esperar cuando compran un billete de avión o una habitación de hotel, las compañías de tours y actividades abarcan una gama que va desde operaciones ‘de andar por casa’ con sitios web de bajo coste hasta marcas conocidas que facilitan la reserva online.

La investigación de Phocuswright también reveló algunas diferencias interesantes entre los tipos de viajeros.

Los viajeros que reservan sus actividades antes de su viaje gastan un 47 por ciento más en alojamiento y un 81 por ciento más en transporte que los que esperan para reservar en destino, lo que los convierte en un público valioso, especialmente para empresas como las agencias de viajes online, que venden en múltiples categorías.

Pero casi la mitad de las reservas de experiencias (48 por ciento) se realiza una vez que los viajeros llegan a su destino. Y la mayoría de las búsquedas en el destino se realizan a través del móvil.

Las búsquedas de actividades están ocurriendo a través de varios dispositivos en los tres meses anteriores a un viaje, pero cambian significativamente al móvil cuando los viajeros están en el destino.

Por otro lado, las búsquedas móviles de “cosas que hacer/actividades” + “cerca de mí” se han multiplicado por 6 en los últimos dos años. Esto deja claro que los profesionales del marketing de viajes y actividades no deben descuidar a aquellos posibles clientes que se encuentran en su entorno más cercano.

Incluso las compañías asociadas con los viajes de destino pueden participar en esta tendencia. Mientras que Airbnb ha evolucionado de un servicio de casas compartidas a una compañía de viajes completa, también ha estado explorando experiencias que podrían ser atractivas para los viajeros.

En última instancia, el segmento de tours y actividades no es sólo una tendencia pasajera en los viajes. Las propias experiencias son la razón por la que la gente viaja. Esto se traduce en oportunidades para que las empresas ganen una mayor participación en el pastel de los viajes.

Consulta el artículo original en Think with Google