Según un informe publicado esta pasada semana por la Asociación de la publicidad, el marketing y la comunicación digital en España, la proporción de españoles activos en redes sociales ha descendido ligeramente desde 2017.

Así, mientras que ese año un 86% de los usuarios de Internet del país se conectaba a estas plataformas, el año pasado este ratio fue del 85%, cifra que equivale a 25,5 millones de personas.

Este ligero retroceso es una prueba de cómo el mercado de las redes sociales ha alcanzado su edad madura en España en los últimos ejercicios, según se indica en el informe y tal y como se puede observar en el siguiente gráfico publicado por Statista.