El año pasado, Japón aprobó una nueva regulación para el ‘home sharing’ que redujo la oferta disponible en ese mercado.

Desde entonces, Airbnb ha estado trabajando en un modelo de crecimiento sostenible que ayude a la comunidad y promueva el turismo responsable y sostenible en ese país, según ha explicado la propia compañía en un comunicado.

A través del plan Japón 2020, airbnb ha invertido más de 30 millones de dólares en una serie de iniciativas para seguir aumentado la comunidad de anfitriones, promover un turismo responsable y sostenible y apoyar los objetivos de Japón de atraer a 40 millones de turistas al año para 2020, cuando se celebrarán en el país importantes eventos deportivos -como los Juegos Olímpicos-.

A través de este plan, Airbnb en Japón ha conseguido:

  • Más alojamientos disponibles que nunca: hoy hay en Japón más de 50.000 anuncios y 23,000 habitaciones adicionales en categorías de alojamiento tradicional. Con un total de 73,000 anuncios en la plataforma en Japón, Airbnb ofrece ahora en ese país más alojamientos que en cualquier momento desde que Airbnb empezó a operar allí.
  • Distribuir los beneficios del turismo a través de Japón: los lugares que están experimentado un crecimiento más rápido se encuentran fuera del eje Tokio-Osaka-Kyoto.
  • Mayor número de visitantes a través de la plataforma
  • Mayor número de japoneses que escogen Airbnb para viajar: en el primer semestre de 2019, este número ha crecido en un 45 por ciento.

Además, Airbnb está colaborando con más de 117 empresas en Japón, entre las que se encuentran Panasonic Homes y HouseDo; y acaba de anunciar un acuerdo con el barrio de Shinjuku, en Tokio, para promover el comportamiento responsable de los anfitriones en la plataforma y dar apoyo a la comunidad local.