Cuando Uber anunció la creación de su división de transporte aéreo, Uber Elevate, hace tres años, Internet y los medios de comunicación alimentaron el rumor de que los coches voladores se convertirían en una realidad en un futuro no muy lejano.

Aunque estos vehículos aéreos aún no han debutado, el servicio de transporte de Uber por el aire comenzará en forma de un helicópteros llamado Uber Copter, que se estrenará a partir del 9 de julio en la ciudad de Nueva York.

El nuevo servicio, que se podrá reservar a través de la aplicación de Uber, llevará a los pasajeros entre el Lower Manhattan y el Aeropuerto Internacional JFK de Nueva York en un vuelo de ocho minutos de duración.

“Se trata de uno de los viajes más habituales en la ciudad. Vemos una oportunidad de ahorrarles una gran cantidad de tiempo”, ha explicado Eric Allison, director de Uber Elevate.

Consulta la noticia original en The New York Times