Los viajeros de lujo prefieren planificar y contratar las actividades para sus viajes en el origen.

Ésta es una de las nuevas conclusiones que se desprenden del Barómetro Turístico Premium elaborado por Braintrust, consultora española especializada entre otros sectores en la industria turística, que entiende por viajeros “luxury” a españoles con más de 100.000 euros de renta anual.

Para Ángel García Butragueño, co director del barómetro, “e l perfil del viajero de lujo, más tecnológico y con tendencia a utilizar las apps y webs para realizar sus reservas, prefiere no dejar al azar las actividades a realizar durante sus viajes”.

Asimismo, “la tendencia a destinar mayor presupuesto al ocio en destino irá en aumento en el futuro, lo que supone una gran oportunidad de negocio para los agentes turísticos más allá del mero alojamiento y transporte tradicional”.

Los viajeros de lujo dedican la mitad de su tiempo a soñar, planificar y reservar sus viajes

A la hora de preparar sus vacaciones, los “luxury” destinan mucho más tiempo a las primeras fases que el resto de los viajeros. Pensar (19%), planificar (21%) y reservar sus vacaciones (10%) consume la mayor parte del tiempo de los perfiles más altos, superando incluso al destinado a disfrutar de su viaje (41%).

En qué se gastan el dinero los viajeros luxury

De los 3.124 euros que los viajeros luxury se gastan de media por viaje de placer, la mayor parte se dedica al alojamiento con un 34%, un 22% al transporte, un 19% en restauración, un 9% en compras, y nada menos que un 16% en actividades en destino, que significa un gasto medio de 500 euros en cada viaje asignado a disfrutar de la mejor experiencia en destino.

Una tendencia que sigue en aumento, destinar cada vez menos dinero al transporte y alojamiento, e incrementar el presupuesto a disfrutar del viaje en sí mismo, tratando de hacer las escapadas o vacaciones, únicas y diferentes.

Actividades en destino: Excursiones, visitas guiadas, y momentos de ocio, los servicios más contratados

El reciente estudio revela que un 41% de los viajeros de lujo suelen contratar las actividades que van a realizar, antes de sus viajes, siendo un 34% de estos los que las reserva en origen de manera independiente, y tan solo un 7% los que adquieren paquetes completos.

Entre los servicios más contratados con anterioridad destacan las excursiones (65%), las visitas guiadas (64%) y los eventos culturales y espectáculos (42%) seguidos de experiencias gastronómicas con un 24%, experiencias de salud y bienestar, experiencias enológicas así como eventos deportivos.

Las principales motivaciones para los viajeros de lujo

Los itinerarios temáticos son otra de las actividades que calan entre los viajeros luxury, siendo un 65% los que presentan interés por este tipo de ofertas.

La preferencia por este tipo de servicios está muy relacionada con las principales motivaciones que tienen los viajeros de lujo a la hora de organizar sus viajes, encabezando dicha clasificación tener experiencias memorables para recordar con un 48%, disfrutar con los atractivos del destino con un 39%, desconectar con un 37%, a las que siguen vivir nuevas aventuras, estar en un lugar donde no han estado nunca sus amigos, y disfrutar de la gastronomía del destino.

El bleisure, un hábito de los viajeros luxury

El bleisure, la tendencia de unir viajes de trabajo para poder visitar la ciudad de destino como complemento, parece un escenario propio de los viajeros luxury que declaran realizarlo en un 53% frente al resto del mercado que lo realiza sólo en un 41%. En este sentido, los hombres lo practican más que las mujeres con un 57% de aquellos frente a un 45% de éstas.