Una encuesta global realizada por la Organización Mundial del Turismo (OMT) e IPSOS muestra una imagen positiva de las percepciones de los residentes locales sobre el turismo urbano.

Al analizar 15 países en todo el mundo, la investigación también identificó cuáles son los residentes que consideran las mejores formas de administrar un número creciente de turistas, destacando las diferentes actitudes hacia el turismo urbano entre los diferentes grupos sociodemográficos.

Conclusiones:

  • Los impactos del turismo se valoran más positivamente en Australia, Argentina, Suecia, la República de Corea y España. Los encuestados jóvenes (menores de 34 años) muestran una mayor conciencia de los impactos positivos y negativos del turismo urbano, en contraste con los encuestados mayores (más de 50), quienes perciben menos los impactos negativos.
  • Los encuestados más jóvenes también tienen más probabilidades de estar a favor de medidas más restrictivas para gestionar el aumento de la demanda turística. Entre los encuestados mayores, solo el 5% piensa que la promoción turística debe detenerse, y solo el 8% está a favor de limitar el número de visitantes en sus ciudades, frente al 12% y el 16% de los encuestados más jóvenes.
  • Los encuestados que viajan con frecuencia a destinos internacionales (dos veces o más en el último año) tienen menos probabilidades de sentir que viven en ciudades con un gran número de turistas, en comparación con los encuestados que viajan con menos frecuencia. De manera similar, la percepción de un impacto positivo del turismo es significativamente mayor entre los encuestados que viajaron el año pasado.
  • Con respecto a las posibles medidas para abordar los crecientes flujos de turismo en las ciudades, los residentes de los 15 países consideran que ‘mejorar las infraestructuras y las instalaciones’ es la más efectiva. En Hungría, el 89% de los encuestados destacó esta medida como la más adecuada, seguida por Italia (80%) y Argentina (79%).
  • De manera similar, ‘crear experiencias y atracciones que beneficien tanto a los residentes como a los visitantes’, es la segunda estrategia de gestión preferida y extremadamente popular en todos los países (82% en Canadá y Hungría; 75% y 74% en Argentina y República de Corea, respectivamente).