El pasado 9 de mayo tuvo lugar en Igualada (Barcelona) el evento New Destinations Summit. Organizado por Airbnb junto con el Ayuntamiento de Igualada, este encuentro reunió a expertos en turismo, juristas, economistas y personalidades relacionadas con el sector, como el ex-secretario general de la Organización Mundial del Turismo, Taleb Rifai, en torno a una idea central: cómo poner en valor un turismo más sostenible haciendo uso de los recursos disponibles.

Tal y como recoge la web de Adigital, éstas son algunas de las conclusiones y propuestas extraídas de la jornada:

  • La descentralización del turismo que permiten las plataformas digitales, no siendo ya necesario disponer de establecimientos hoteleros para pasar de excursionistas de paso a turistas que pernoctan. Es importante tener este dato en cuenta a la hora de hablar de un turismo sostenible que no requiere de la construcción de nuevos edificios que dañen el paisaje.
  • En segundo lugar, la distribución de los beneficios del turismo gracias a la participación activa de la ciudadanía, más allá del empleo y los impuestos que genera tradicionalmente la industria. Esto se materializa en el homesharing (compartir una habitación, la vivienda cuando no se está en ella o una segunda vivienda que se utiliza en ocasiones puntuales y no se desea poner en el mercado de alquiler residencial).
  • Las plataformas representan, entre otras muchas opciones de impacto positivo, una oportunidad para llevar turismo a zonas sin hoteles o con poca oferta y que disponen de escasos recursos turísticos.
  • A pesar de ser potencia mundial en turismo, España cuenta con algunas de las regiones menos visitadas de la Unión Europea. Castilla y León o Aragón, por poner dos ejemplos, son zonas con atractivos turísticos como sus Bienes Patrimonio de la Humanidad, sus paisajes, opciones de turismo deportivo o su gastronomía y, sin embargo, prácticamente no aparecen en el mapa de destinos habituales (ni siquiera para quienes vivimos en el país).
  • Asimismo, las plataformas digitales se presentan como una de las muchas herramientas necesarias para ayudar a luchar contra una despoblación que afecta a la mitad de municipios españoles. Con 3.000 núcleos deshabitados, según datos del INE, y un 61,3% de los municipios españoles (4.983 de un total de 8.124) contando con menos de 1.001 habitantes, está claro que estamos hablando de un grave problema que la industria turística puede ayudar a mitigar gracias a su efecto multiplicador.
  • Precisamente, descentralización y desestacionalización fueron destacadas por el ex-secretario general de la Organización Mundial del Turismo, Taleb Rifai, como dos de los grandes retos a los que se enfrenta la industria, así como la implantación de soluciones como el transporte gratuito para poder conseguirlo. En su intervención, Rifai expresaba, además, que el ni el turismo ni el crecimiento son el enemigo. Por el contrario, según el ex-mandatario, el turismo “es una fuerza que puede cambiar el mundo. Lo tenemos que utilizar para cambiar a las personas”.