El último número del Barómetro del Turismo Mundial de la Organización Mundial del Turismo muestra que el turismo internacional siguió creciendo durante el primer trimestre de 2019.

Aunque a un ritmo más lento en comparación con los dos últimos años, el aumento del 4% registrado a principios de 2019 es una señal muy positiva.

Oriente Medio (+8%) y Asia y el Pacífico (+6%) experimentaron el mayor aumento de llegadas internacionales. Tanto en Europa como en África, las cifras aumentaron un 4%, y en América se registró un crecimiento del 3%.

“El turismo internacional sigue funcionando con fuerza en todo el mundo, impulsado por una economía positiva, el aumento de la capacidad aérea y la facilitación de visados”, afirma el Secretario General de la OMT, Zurab Pololikashvili. “El crecimiento de las llegadas está disminuyendo ligeramente después de dos años de resultados excepcionales, pero el sector sigue superando la tasa de crecimiento económico mundial”.

Europa, la mayor región turística del mundo, registró un sólido crecimiento (+4%), liderado por los destinos de Europa meridional y mediterránea y Europa central y oriental (+5% en ambos casos).

El crecimiento en África fue impulsado por la recuperación en curso en África del Norte (+11%). En las Américas, el Caribe (+17%) repuntó fuertemente después de los débiles resultados de 2018, tras el impacto de los huracanes Irma y María a finales de 2017.

En Asia y el Pacífico, los resultados de los tres primeros meses mostraron un aumento del 6%, liderado por el noreste asiático (+9%) y un comportamiento muy sólido del mercado chino.