Braintrust, consultora española especializada entre otros sectores en la industria turística ha lanzado su nuevo Barómetro Turístico Premium donde analiza este segmento, su comportamiento y preferencias en el ámbito de los viajes e identifica las principales tendencias y oportunidades existentes para el sector.

Para Ángel García Butragueño, Co-Director del Barómetro Turístico Braintrust, “el mercado de lujo es uno de los más codiciados por las empresas, tanto por su capacidad de compra como por su potencial para generar y anticipar distintas tendencias. Analizar y comprender qué les inspira y mueve a la hora de viajar, cómo consumen los productos de turismo y ocio así como en qué segmentos puede dividirse este público nos permite continuar ayudando a las empresas a abordar de manera exitosa a estos perfiles tan exigentes y exclusivos como deseados por las compañías. No sólo hay que guardar sus datos sino comprenderlos, interpretarlos y sacarles partido en una estrategia de captación y fidelización adaptada a este nicho de clientes”.

El reciente estudio, que ha dividido a los clientes entre el segmento “luxury” (que incluye a españoles con más de 100.000€ de renta anual) y el resto de los viajeros, refleja que este grupo cuenta en 2019 con el mayor índice de previsión de consumo de viajes de ocio, situándose el IPCVO en 75,7 en los perfiles “luxury” y 66,3 en el resto de viajeros.

De media, los viajeros “luxury” destinarán 3.124 euros a cada uno de sus viajes frente a los 942 euros de presupuesto del resto de viajeros. Este segmento también realizará sus viajes principalmente durante los meses de verano (especialmente agosto) aunque aparecen otros meses como octubre o diciembre, que cuentan con volúmenes altos, rompiendo la estacionalidad esperada.

Destinos distintos y menor fidelidad a los mismos

Los viajeros “luxury” muestran un menor nivel de fidelidad a los destinos a los que viajan: un 26% declara repetir destinos habitualmente frente al 32% del resto del mercado.

En cuanto a los destinos que tienen planeado visitar se detectan algunos con mucha mayor capacidad de atracción en este segmento como puede ser Croacia (un 10% tiene previsto visitarlo vs el 5% del mercado), Suiza (12% vs 4%) o Austria (16% vs 3%).

Dentro de España también se observan diferencias, con tres Comunidades Autónomas que reflejan mayor propensión de atraer este año a visitantes “luxury” que al resto de viajeros: Extremadura (18% para este segmento y 5% para el resto), Baleares (11% vs 6%) y Navarra (9% vs 3%).

Canadá, Japón o Indonesia son otros destinos en los que la intención de visita de los “luxury” es muy superior a la del conjunto de viajeros españoles.

Los viajeros de lujo compran pronto y a través de agencias

Los viajeros de lujo reservan sus viajes con bastante antelación, concretamente lo hacen con 2,8 meses de antelación mientras que el resto de los viajeros lo hacen con 2,4 meses.

A la hora de informarse para preparar un viaje, las webs de destinos turísticos son las más utilizadas por este segmento de viajeros, (64%) seguida por las Guías de Viaje (47%, una cifra 12 puntos superior a la del resto de viajeros) y las webs de opiniones (42%). Las recomendaciones de amigos y familiares pesan mucho menos en este segmento que en el conjunto del mercado

Tomando en cuenta lo que utilizaron para reservar sus últimos viajes, los viajeros “luxury” son el segmento que más utiliza el canal mediado para reservar sus viajes, con un alto uso de las agencias tradicionales, demostrando el valor que éstas aportan al consumidor. Por el contrario, la contratación directa en destino tiene mucha menos penetración.

Aunque la contratación de servicios sueltos es el formato de viaje más utilizado, la contratación de paquete organizado o dinámico cala más entre el segmento “luxury”.

El móvil, un canal muy importante para el viajero de lujo

El uso del móvil durante el proceso de búsqueda de un viaje es un hecho: leer experiencias y recomendaciones de otros viajeros son los usos más habituales que le dan a este dispositivo.

A la hora de reservar son los “luxury” los más atrevidos siendo un 58% quienes ya lo utilizan para reservar alojamiento, un 40% los que lo usan para reservar transporte y un 33% los que usan este dispositivo para hacer las reservas de las actividades que van a hacer en el destino.

Para José Manuel Brell, Co-Director del Barómetro Turístico Braintrust “Cada vez son más las empresas del sector turístico a las que ayudamos a comprender los hábitos y comportamientos de unos viajeros de lujo que consumen los viajes de una forma distinta. Todo ello dentro de un ecosistema de compra de viajes donde es muy importante estar presente en la fase de inspiración y planificación, si luego quieren ser tenidas en cuenta en la fase de reserva y disfrute. Por otro lado liderar la fase donde los viajeros comparten sus opiniones del viaje es crítico a la hora de ser recordado en sus próximos viajes. Este tipo de viajeros busca una Experiencia de Cliente completa, única y diferencial, ofrecérsela con éxito es el reto de las empresas turísticas”.