Airbnb ha compartido hoy propuestas para un nuevo modelo de impuesto al turismo en Ámsterdam con el fin de difundir mejor el turismo y sus beneficios.

Las propuestas llegan cuando el Gobierno de la ciudad está debatiendo actualmente cómo recaudar 105 millones de euros adicionales procedentes del turismo para 2021.

Airbnb también ha anunciado hoy que ha remitido más de 25 millones de euros en concepto de impuestos al turismo en Ámsterdam desde 2015.

La compañía quiere aumentar el impuesto sobre el turismo en zonas concurridas para todos los huéspedes que pernoctan -ya sea en un hotel, en un bed&breakfast o en un piso turístico- para incitar a los visitantes holandeses e internacionales a que se queden fuera del centro de la ciudad.

Airbnb también quiere implicar a más ciudadanos en el proceso de gasto y dejar que los habitantes de Ámsterdam decidan cómo gastar estos ingresos fiscales, aproximadamente 80 millones de euros al año. Esto garantizará que los ciudadanos de Ámsterdam que se enfrentan a diario al turismo puedan empezar a cosechar los beneficios del mismo.

En Palermo, por ejemplo, Airbnb permitió a los ciudadanos elegir qué proyecto comunitario podría beneficiarse de los ingresos fiscales del turismo.

Gracias a esta alianza, el dinero se invertirá en la recuperación de una zona degradada de la ciudad y en la construcción de una cocina comunitaria que albergará talleres culinarios para sus residentes.