Google ha dado a conocer esta semana un avance bastante significativo en la tecnología de voz, con el alquiler de coches como ejemplo de cómo será utilizada la personalización por Google Assistant.

El asistente de Google ahora completará las tareas en un sitio web (móvil o de escritorio), siguiendo un comando del usuario.

Así, por ejemplo, un usuario dirá: “Google, reserva un coche Avis para mi próximo viaje”.

La tecnología entonces toma el control, sabiendo que el usuario está viajando en una fecha y lugar determinado (debido a Google Calendar) y a qué hora (debido a un correo electrónico de confirmación del billete de avión).

Trabajará a través del proceso de reserva en el sitio web del proveedor de alquiler de coches, rellenando los campos con la información personal y las preferencias del usuario.

Cuando durante el flujo de reservas aparece un elemento particular y hasta ahora desconocido, se pide al usuario que haga su selección.

Al final del proceso, el usuario confirma los detalles y recibe un correo electrónico de referencia de la reserva.

El desarrollo es parte de una expansión del proyecto Duplex ya existente, lanzado el año pasado, en el que las reservas para un restaurante se podían hacer por teléfono, utilizando una voz de sonido humano en nombre del usuario.

Inicialmente, Google se está centrando en las reservas de coches de alquiler y las entradas para las películas para este nuevo servicio, pero es de esperar que se amplíe a la reserva de otros productos y servicios.

Consulta la noticia original en Phocuswire